Vamos a empezar en estas clases a hablar de los sacramentos (bautismo, eucaristia, etc). Pero antes de entrar a hablar de cada uno vamos a aclarar cual es el sentido de las celebraciones, ceremonias y rituales cristianos. Estamos en un momento del ciclo cultural en el que no se valoran mucho las ceremonias, por lo que se hace más importante explicar el sentido de la Liturgia cristiana.

La palabra liturgia significa originariamente “obra o quehacer público” o ” servicio en favor del pueblo”. En el contexto cristiano, liturgia son las celebraciones o ceremonias en las que Cristo continúa la obra de su redención. Y esto incluye
no solo las celebraciones, sino el anuncio del evangelio (apostolado) y las obras de caridad.

Cómo es esto de continuar la Redención? No se completado ya? Hay que recordar, de la clase sobre la Redención, que los católicos creemos que la redención ha sido completada pero no ha sido aplicada: hay que ir aplicándola a cada hombre a lo largo de la historia, que es el tiempo que pasa entre la primera y la segunda venida de Cristo.

Y este es el sentido de que exista la Iglesia. Los protestantes no creen esto; creen que Cristo al morir pagó nuestra deuda y que desde entonces el que crea en Él será salvo. Por lo tanto para los protestantes el papel de una iglesia y de unos sacramentos es secundario: la fe en Jesús lo hace todo. Nosotros creemos que el plan de Dios para salvarnos (lo que se llama la economía de la salvación) incluye el fundar un pueblo, una tribu, que se dedique a extender su reino, que quiere decir: 1) ir anunciando a lo largo de la historia el mensaje de Cristo (básicamente, un modelo de vida y unas creencias) y 2) a ir repartiendo su Gracia: una fuerza que nos ayuda a hacer las cosas bien, que nos perdona los pecados, nos fortalece la voluntad: nos hace mejores.
Pues bien, este anaunciar el mensaje y este repartir la gracia en los sacramentos, es lo que se llama liturgia. Vemos entonces como, en el fondo, la Iglesia existe para la Liturgia. Esa es su misión. No es hacer obras de caridad (que deben hacer los hombres) ni es su misión el servir de grupo de apoyo o de club de los que creen en Cristo. De hecho se dice que la Iglesia es en sí misma un sacramento: un signo sensible que produce la gracia.
La liturgia tiene pues dos dimensiones. Una hacia aniba y otra hacia abajo. haCia a abajo es la diepensacion de la GraCia De CRiSto a Los hombres. La funcion hacia arriba es la de Subir les alabanzas di los hombres y las peticiones nuestras de ayuda y de perdon.