¿POR QUÉ TANTAS RELIGIONES?

Clase # 1B cbf

Nov 2005

§ Si, como hemos visto, cualquier persona puede llegar a conocer a Dios solamente con el examen de la creación, de la naturaleza, entonces ¿cómo es posible que haya tantas religiones? Y después ¿cómo sabemos cuál es la verdadera? ¿Podemos decir que no importa qué religión uno profese, que lo que importa es que se practique con sinceridad de corazón?

§ Para poder responder a estas cuestiones, tenemos que dar varios pasos. Primero hemos de reconocer que si nosotros estamos (profesamos) la religión católica, no es porque hayamos hecho un análisis de todas la religiones y concluimos que esta es la más verdadera. No es así. Nosotros somos católicos porque nuestros padres nos educaron en católico. Pero esto no significa que seamos católicos “por casualidad”. Esto lo que manifiesta es que la fe es un regalo de Dios. Primer paso.

§ Como veremos en otras charlas, nuestras circunstancias son nuestra vocación, es decir, la familia en la que nacemos, la época y el país en el que no toca vivir, la estatura y el color del pelo, una habilidad innata para contar chistes, etc, todas esas circunstancias indican la vocación, la llamada, la misión para la que Dios nos trae al mundo. Por lo tanto, somos cristianos porque Dios nos ha llamado a serlo, por vocación, no por nuestra elección.

§ Segundo paso. De aquí de deduce algo que tiene unas consecuencias radicales, para nuestra vida de cristianos y que mucha gente no ha descubierto todavía, que los cristianos somos enviados de Dios, con una misión específica que cumplir en la Tierra.

§ Tercer paso. Pero ¿y aquel musulmán, o el que nació protestante, no han sido llamados? Dios les está diciendo: búscame, descúbreme, ven a mi. A nosotros también nos lo dice, pero con la diferencia de que a ellos nos les ha dado plenamente el don de la fe, de conocer verdaderamente al verdadero Dios. Nosotros estamos objetivamente cerca de la verdad, pero esto no nos da subjetivamente una ventaja, porque más se nos exigirá cuando nos juzgue y nos pregunte ¿cuánto me llegaste a conocer y a amar?

§ Cuarto paso ¿Pero, entonces, por qué Dios no je ha dado la verdadera fe a todo el mundo por igual? ¿No evitaría así que hubiera distintas religiones, con toda la complicación que esto ha traído a la Historia? Dios ha querido crear un mundo en estado de vía, en evolución hacia su perfección última (por eso es que existe el mal físico y las limitaciones) Y Dios a querido encomendar al hombre la tarea de ir perfeccionándolo. Y Dios ha querido no dar directamente a la humanidad la plenitud de la Fe, sino que se ha querido que los hombres nos llevemos unos a otros hacia el conocimiento verdadero de Dios Por esto es que decimos que la vocación cristiana es una vocación apostólica: porque estamos llamados a acercar a la gente que nos rodea hacia Dios.

§ Estamos ahora en posición de responde a las preguntas iniciales ¿Porqué existen tantas religiones? Porque Dios no se he revelado plenamente a todo el mundo, para que los cristianos podamos colaborar con El en la extensión de su reino. Llevando a todo el mundo hacia el pleno conocimiento de Dios.

§ ¿Pero da igual qué religión uno practique? Sabemos que los que practican otras religiones pueden salvarse, si lo hacen con sinceridad de corazón. Pero sería muy egoísta y cómodo de nuestra parte, permitir que solo disfruten en la Tierra de un sucedáneo de la verdadera religión cuando pueden conocer a Dios con mucha más perfección y disfrutar de todos los medios para salvarnos que tenemos en la Iglesia Católica: los sacramentos, sobre todo. Si a nosotros se nos puede hacer difícil cumplir la voluntad de Dios en la verdadera religión, no podemos permitir que nuestros hermanos los hombres pongan en riesgo su felicidad eterna por ir hacia ella por caminos secundarios.

Una aclaración: parece que la diversidad de religiones ha sido la causa de muchas guerras en la historia. Sin embargo si uno mira las creencias de las distintas religiones, casi ninguna legitima la agresión, ni mucho menos incita a batallar. Pensemos en los concflictos entre hindues y sikhs o musulmanes. Pensemos en las mismas guerras de religión en Europa. No se puede encontrar en esar religiones algo que diga que tienes que convertir a los demás a la fuerza.

Lo que pasa es que la religión sirve para diferenciar grupos de humanos, como también sirve (y más aún que la religión) la raza o el lugar de nacimiento. Y una vez que se ha establecido diferencias entre dos grupos, la danada naturaleza humana provoca a que un grupo quiera relegar a otro. Pero el problema no está en la religión, sino en el deseo de imponernos unos a otros.

Realmente más que desanimarnos por que hay muchas religiones, debemos de maravillarnor por la total universalidad del fenómeno religioso y por lo mucho que tienen en común todas las respuestas a este fenómeno, todas las religiones.