Mejor que definir al hombre como animal racional es definirlo como animal libre. Libre no en el sentido de que no tenga ataduras, sino en el de que tiene que guiarse a sí mismo, no puede depender enteramente de su programa genético.

trabajarEl trabajo no es, simplemente, una actividad remunerada. El trabajo es la forma en la que cada persona contribuye a hacer un mundo mejor, aumentando el orden, o sacando desorden, de su entorno.

Y hay dos formas de aumentar el orden en un sistema: aportar energía; o aportar información.

La verdad de una institución, de un colectivo (empresa, tribu, iglesia) está en conseguir la síntesis, el yin yang, entre:

a) Autoridad o Jerarquía (desde arriba) y  b) Carisma o Espontaneidad (desde abajo)

La función más importante de los jefes es unificar, unir los espíritus de su gente:;
a) unir inteligencias recopilando y pasando información; y
b) unir voluntades señalando metas comunes. 

Para Platón, la causa final no era otra cosa que la intención del demiurgo al hacer el mundo. Esto en el fondo, más que una causa final, es una causa eficiente. Aristóteles reconoce que hay otra finalidad en la Naturaleza: que todo se comporta como buscando un fin: la roca y el fuego van como buscando a sus iguales, en la tierra y en el aire.

Quizás admitir este segundo tipo de finalidad es lo que necesita por ahora la ciencia moderna para lograr liberarse de la prision del mecanicismo, sin tener que afirmar una Inteligencia Superior.