La felicidad es un mecanismo que tiene la Naturaleza para indicarnos que estamos en el lugar correcto y haciendo lo que nos corresponde.

Para los animales, esta señal de la Naturaleza equivale a sentirse bien: satisfacer sus instintos

El hombre en un animal cuyos instintos no están perfectamente acoplados. El hueco que queda entre ellos y la acción es lo que llamamos “libertad”.

Por lo tanto, en el hombre la felicidad no se corresponde con el “sentirse bien” sino que necesita también satisfacer su conciencia, para saber que está en el lugar adecuado, haciendo lo correcto.

La Ciencia moderna comenzó como una rebeldía contra la ciencia aristotélixa, porque éste usaba categorías filosóficas para explicar la realidad natural.

Pero el siglo 21 está dándole la razón al griego, en cuanto que se está descubriendo que todo lo que existe es materia (energía) y forma (información); y que no existe el vacío. Los mismos conceptos filosóficos por los que él fue condenado.

We are investing so many resources in keeping our health, that we have managed to make our bodies  outlive our brains. Scores of people, then, spend their last years brainless. The most natural and logical solution is not to eliminate them, but to reduce our consumption of health care.