La igualdad es un valor moderno, en el mal sentido de esta palabra. Proviene de una visión  individualista de la humanidad, donde se ve al individuo como la célula básica del mundo. El mundo es una inmensa sopa de individuos que tratan, cada uno, de ser felices

Por el contrario, en una visión holista, sistémica, cada persona ocupa una parte del sistema, del organismo que es la humanidad. Y no existe forma de comparar dos miembros. ¿quién es más el páncreas o el hígado? En un organismo, la igualdad se da tan solo con la descomposición tras la muerte