When Politics turned into Management

For millennia, politics was a kind of ethics: how to built a better community that helps us to be better. After 16th century, with Modernity, starting with Machiavelli (+1527), politics turned into Management: the art of getting power and preserving it, by getting things done.

Aristóteles no nos pudo salvar del existencialismo

La gran aportación de Aristóteles a la filosofía fue unificar los dos mundos de concibió Platón: el mundo del espíritu y el de la materia.

Desafortunadamente, esta idea nunca triunfó plenamente, y Occidente sigue convencido de que la materia, lo concreto, es un mundo aparte de la estructura de las ideas.

Esto es lo que ha permitido el renacer del existencialismo postmoderno: la vida en una existencia sin sentido. El sentido se lo impone uno externamente con algunas ideas explicativas.

Hobbes (+1679) assumed that man is wicked and, thus; the only way to get a functional society is with the Leviathan: a powerful sovereign. This is the seminal idea behind modern statecraft.

How important is to have the correct answer to the primordial question “is man basically good or evil?”.

To me, the most promising answer is the Catholic one “Man is good by design, but some primordial damage has left him somewhat weaken in his ability to do it right. This weakness is curable only with the help of the other fellow man”

Hay actividades que no se pueden delegar a otros. La democracia es la creencia de que el manejo de la comunidad debe ser delegado a expertos, a políticos profesionales, que cuentan con el apoyo de partidos, de estructuras de poder. Pero el manejo de la comunidad es algo tan connatural al hombre que nunca va a estar satisfecho con lo que otros decidan por uno. La democracia, entendida como delegar la vida comunitaria a otros, es un engaño.

Y si dirigir la comunidad es algo tan complicado que no lo puede hacer la gente, sino que necesita profesionales para tomar decisiones, entonces debemos pensar si la comunidad no se ha hecho demasiado grande, y debemos dar el paso a un nuevo localismo.

Acertar con la mujer adecuada es una parte minúscula del éxito del matrimonio. Lo importante es lo que se haga después de conseguirla.

La igualdad es un valor moderno, en el mal sentido de esta palabra. Proviene de una visión  individualista de la humanidad, donde se ve al individuo como la célula básica del mundo. El mundo es una inmensa sopa de individuos que tratan, cada uno, de ser felices

Por el contrario, en una visión holista, sistémica, cada persona ocupa una parte del sistema, del organismo que es la humanidad. Y no existe forma de comparar dos miembros. ¿quién es más el páncreas o el hígado? En un organismo, la igualdad se da tan solo con la descomposición tras la muerte

Según el “Modelo de Westfalai'(1648) , cada nación es un ente independiente, igual en dignidad a las demás naciones.  Se consagró entonces el principio de “soberanía” o de que ninguna nación interferiría con los asuntos de otras naciones. Es decir, en vez de un imperio, un organismo político, con una cabeza y unos miembros, lo que hay es una gran sopa de países con pretensiones de ser iguales entre todos.

Pero este nuevo arreglo tiene un fallo mortal: cuando surgen disputas entre vecinos ya no hay un emperador al que acudir . Hay que acudir a las alianzas entre países. Y las alianzas, unidas a la tecnología que aumentaba el alcance los los ejércitos, fueron la causa de las guerras fueran mundiales, en lugar de locales. Estas guerras resultaron ser los momentos más violentos de la Historia.

Moraleja: la igualdad no es garantía de paz

¿Es más  importante en el cristianismo pertenecer formalmente a Iglesia o lo importante es vivir de acuerdo con sus ideales, aunque no se pertenezca?

La respuesta es un yin yang, un tender hacia dos opuestos, de forma sucesiva.

Tenemos la obligación de pertenecer físicamente al grupo, al cuerpo, por que los cuerpos son los transmisores de la fuerza que mueve al mundo, a las estructuras, a la humanidad.

No tiene sentido un religión completamente espiritualizada y subjetiva, que tan solo exija movimientos interiores -sentimientos- de las personas. Las religiones son precisamente mapas de cómo cambiar la realidad

Por otro lado, tampoco podemos engañarnos pensando que con pertenecer al Pueblo Escogido estamos ya salvados. Al contrario, la pertenencia al Pueblo es una gracia adicional de la que tendremos que dar cuenta adicional en el juicio.

En resumen hay que pertenecer y hay que comportarse. Que cada uno comience por lo que tenga más cerca.

Al igual que las partes de un organismo, cada edad está especializada en algo: aprender, enamorarse, producir, saber y aconsejar, etc. Y las personas disfrutan su vida, viviendo cada edad según su edad.   Pero la Modernidad estableció que la finalidad de la vida el producir; que la infancia y  la juventud son preparación para producir. […]

Life’s pleasures on food, sex, relationships,  etc are not scarce oasis of joy in a harsh life. Pleasures are, as well as pains, a calling to induce us to seek our biological purpose:  to preserve, enhance and pass on life.