,

La verdad ¿es objetiva o relativa?

La verdad de la mayoría de las ideas humanas es relativa, es decir, depende de las circunstancias, de otras verdades.

Sin embargo, cuanto más generales son las afirmaciones, menos relativas se hacen. Ejemplo de ideas generales son  “haz el bien y evita el mal”, “no matarás”.

Son pocas las verdades absolutas, pero, sin ellas, una comunidad humana no puede sobrevivir, porque son las que iluminan, sin llegar a determinarlas, todas las decisiones morales de las personas.

What Science can and cannot answer
,

What Science can and cannot answer

As modern Science, in its origins, restricted itself to the observable material realm, the main question it can explain is “change”.

For other big questions (meaning, good life, etc) we must look somewhere else.

Therefore, we need another knowledge to question on the limits of Science (how much can Science to do with animals, how much it can do with human embryos, etc) because this questions are not in the realm of Science.

No a la morarquía de la razón. Sí a su primacía

Desde que se descubrió la razón, en la Grecia clásica, ésta pasó a ser la forma dominante de conocimiento. Desplazó, hasta casi sepultarla, a la forma reina de sabiduría hasta entonces, el mito o tradición contada.

Durante estos 2500 años, la razón ha monopolizado el conocer, con los ropajes de Filosofía, Teología o Ciencia, sucesivamente.

Propongo que, en vez de una monarquía de la razón, nos gobernemos por el triunvirato Razón, Confianza (tradición y fe), y Sentimiento, (intuición y sentimientos).

En este triunvirato, se le dará primacía a la razón para detectar qué combinación de las tres es la que nos acerca más a la Verdad.

Los tres caminos a la Verdad: razonar, sentir, confiar
,

Los tres caminos a la Verdad: razonar, sentir, confiar

La búsqueda de la Verdad es la búsqueda del sentido de la realidad. Se debe alcanzar por tres caminos:

El camino del sentir: el sentir, como forma de alcanzar la Verdad, incluye: la evidencia (el más certero, pero limitado), la corazonada o intuición, y la simpatía (sentir con el otro).

El camino del confiar. Incluye la fe en los que murieron (la Tradición), la confianza en Dios (la fe sobrenatural), y la fe en los demás (la instrucción, la aceptación de los maestros).

El camino de la razón: los griegos descubrieron una forma de conocer menos confusa que la Tradición y el sentimiento: el razonar: pasar de un verdad a otra a base de pensar con rigurosidad (con lógica). Cuando la lógica se redujo a la matemática, a la cantidad, apareció la Ciencia.

Y necesitas entrar por los tres caminos para encontrarte con la Verdad. Si te falta alguno, empieza ya.

Sí al discrimen
,

Sí al discrimen

Discriminar (seleccionar + excluir) es la operación más natural del trabajo (de darle orden a la realidad). El trabajo es el arte de seleccionar los recursos adecuados para cada fin.

Es una quimera moderna (atomista) pretender que existen hombres (individuos) abstractos, homogéneos e intercambiables.

El discrimen por sexo es el más natural (baños sólo para mujeres) seguido del discrimen por edad (voto sólo para mayores).

La realidad es que cada persona es única. Y más apta para unas cosas que otras. Lo que es universal es la dignidad de cada uno.
,

La verdad ¿en el todo o en las partes?

text2image_D67982_20150814_183058[1]La historia del pensamiento puede resumirse como la respuesta a la pregunta:  ¿la verdad está en el todo o en las partes?   Y esta historia es un ciclo entre las respuestas atomistas (la verdad está en las partes) y las platónicas (la verdad está en el todo).

En el campo del atomismo están los sofistas, Aristóteles, los nominalistas y la ciencia moderna.

En el campo de los platónicos, está Hegel, el Hinduismo y el Taoismo.

El Cristianismo, está cerca del holismo, pero manteniendo un átomo: la persona.

El fracaso de la medicina occidental

text2image_V57916_20150730_122626Como toda la ciencia moderna, la medicina occidental es ‘analítica’, que significa que, para entender la realidad, la divide en sus componentes, que mira por separado.

Este tipo de pensamiento no sirve para ‘sistemas complejos’, donde todas las partes tienen que estar a la vez para funcionar. Los seres vivos y las sociedades son sistemas complejos. La forma correcta de conocerlos no es el análisis sino la síntesis: entender el todo primero.

De la medicina occidental, lo que sobrevivirá serán las herramientas, la técnica, pero no la capacidad de diagnosticar ni, mucho menos, de curar.

Precios malos = ambiente malo

precios malosEl daño ecológico no se debe al crecimiento económico, sino a no haber incluido, en el precio de los bienes, el valor del completo de todos recursos consumidos, incluyendo los ambientales.

El capitalismo solo admite como costos aquellos por los que se paga. Por eso el valor del trabajo de amas de casa, o de voluntarios, no hace crecer el PIB. Nuestro problema no es de exceso de crecimiento, sino de falta de holismo, de visión del todo, y no solo de las partes.