Lo Positivo incluye lo Normativo
,

Lo Positivo incluye lo Normativo

David Hume (+1776) propuso la separación de la realidad en dos planos: lo que las cosas son (lo positivo) y lo que las cosas deben ser (lo normativo). La Ciencia sería el árbitro de lo positivo y la opinión de lo normativo.

Esta distinción es engañosa. La forma en que las cosas son (positivamente) condiciona lo que deben ser. El humano carga a sus crías, por ejemplo, porque está inscrito en su naturaleza. El abandono es malo no por una opinión mayoritaria, sino por ser antinatural.

La consecuencia de este rompimiento, entre el ser y el deber ser, fue la negación del fundamento positivo (biológico) del “deber ser”. Y esto acabó relegando los criterios de comportamiento (lo ético, qué es lo que está bien) al subjetivismo de la opinión.

What Science can and cannot answer
,

What Science can and cannot answer

As modern Science, in its origins, restricted itself to the observable material realm, the main question it can explain is “change”.

For other big questions (meaning, good life, etc) we must look somewhere else.

Therefore, we need another knowledge to question on the limits of Science (how much can Science to do with animals, how much it can do with human embryos, etc) because this questions are not in the realm of Science.

No pienses en las consecuencias

text2image_P34483_20150831_132627[1]La Modernidad, como una nueva forma de ver el mundo, implicó una nueva ética, un nuevo fundamento para decidir qué está bien o mal.

La ética moderna, por ser mecanicista, está basada en las consecuencias: los efectos de los comportamientos.

Pero éste no es un buen fundamentó: las conductas son buenas si se ajustan al orden natural. Olvídate de las consecuencias

,

¿Es moral maquillarse?

text2image_M78544_20150829_203013[1]

¿Es moral presentar una realidad más bonita de lo que en realidad es?
Un defecto de la Modernidad es el “reduccionismo”: pensar que la verdad de las cosas está lo que esas cosas son por dentro, en su “interioridad”. Y, tapar o pintar, esta interioridad es juzgado como ‘falta de autenticidad’.

Pero resulta que, la verdad de la cosas viene dada, no solo por sus componentes, sobre todo, por el “lugar” que ocupa la cosa en el Sistema, es decir, por el ‘papel’ que les ha tocado vivir. Para la mayoría de la mujeres, su verdad, su autenticidad, es maquillarse.

 

Cómo hacerse cómplice

text2image_P34483_20150803_143836[1]Una forma de hacerse cómplice: no querer saber qué está haciendo el otro del que somos responsables.

Esto lo hacen los políticos deshonestos, y los padres de adolescentes que no quieren meterse en la vida de sus hijos.

Ancianos traidores

text2image_V67224_20150727_205805[1]Un anciano que se queje de que la vida es demasiado larga o sin sentido, está robando a las otras generaciones la esperanza, que es la fuerza para luchar. Es un traidor.