,

El engaño de la Certeza

Un gran lastre en la capacidad de encontrar la verdad le cayó encima a Occidente cuando, después de las Guerras de Religion (siglo 17) se le dio más importancia a la certeza, a conseguir seguridad sobre lo que se sabe, que a saber más.

,

El nacimiento de las ideologías

Desde la guerra de los 30 años (+1648) hasta el presente la política pasó a ser ideológica: además de ser una lucha por el poder, se convirtió en una lucha de visiones del mundo, por ideologías, lo que no se había dado antes.

,

Como legitimar un gobierno sin Tradición

Cuando el el siglo 16 se descartó la Tradición como forma de legitimar a un gobernante, surgieron varias teorías políticas para decidir quién debía mandar. Se pueden agrupar en dos: 1) cientifisimo: buscar una forma científica de gobernar: marxismo, nazismo, utilitarismo; y 2) voluntarismo: lo que decida un árbitro: democracias, monarquías constitucionales.

,

La certeza, enemiga de la verdad

La sabiduría, el entendimiento de la realidad, empezará a crecer en le humanidad, en cuanto que nos liberemos de la prisión de buscar la certeza, la seguridad de nuestros conocimientos. El querer “probar” nuestras afirmaciones (el paradigma del saber desde el siglo 16) nos ha estado impidiendo volar hacia la Verdad. Tenemos que aprender a aceptar la inseguridad de nuestro conocimiento, tenemos que caminar sabiendo que quizás tengamos que volver algo hacia atrás. Si no lo hacemos, nos quedaremos a la entrada de la cueva, donde hay luz, donde las cosas se pueden probar observando y validando. Pero no conoceremos lo que hay dentro de la Montaña.

Ismos modernos que se explican por la ruptura medieval

Las siguientes tendencias culturales modernas hunden sus raíces en la ruptura medieval entre fe y razón, entre el mundo de Dios y el de las criaturas:

El relativismo moral La tendencia a separarse las naciones el progreso económico Atomismo y Mecanicismo en Ciencia el Protestantismo el individualismo el desarrollo de la Ciencia el liberalismo el socialismo el Estado de bienestar los totalitarismos (comunismo, nazismo, fascismo) el indiferentismo religioso el marxismo (en cuanto ingeniería social) los controles de población el divorcio el aborto  el sexualismo (pornografía, homosexualidad, los hiper-usos de la sexualidad )  la libertad como libertad física (capacidad de moverse) la declaración de derechos humanos

Como se ve hay cosas buenas y cosas malas, como en toda época de la historia.

 

   

,

Agujero pequeño: acelera agua, pero reduce chorro

text2image_P34483_20150729_152316[1]La historia nos enseña que si reducimos el ámbito del conocimiento, éste se torna más fuerte y llega más lejos. Esto fue lo que pasó en el siglo 6 aC cuando los griegos descubrieron la razón y rechazaron el mito. También cuando en el siglo 16 se inventó la ciencia moderna, rechazando lo que no era comprobable.

Pero, ¡ojo!, cuando reducimos el ámbito del conocimiento, lo que ganamos en potencia lo perdemos en amplitud. Y, hay veces que, el estar mirando la realidad por un agujero muy pequeño, nos desorienta y nos marea. Es la hora de volver a epistemologías, a formas de conocer, más amplias, más holistas.