,

La moral es para animales

text2image_P34483_20150824_135642[1]La moral no es lo más grande para el hombre. La moral es tan solo la ecología de los animales libres. Es la forma en la que el hombre se tiene que comportar para conservar su ecosistema.

Pero el hombre está llamado a cosas más grandes que a portarse bien (no robar, no mentir) para mantener un sistema. El hombre está llamado a ser hijo de Dios. Y para esto, portarse bien es tan solo un requisito.

La Fe no es Revelación sino Tradición
,

La Fe no es Revelación sino Tradición

Decimos que la fe se recibe por Revelación, pero realmente se recibe por Tradición. A casi nadie Dios se le ha “revelado”, al menos, directamente. Lo que Dios ha dado a todos, aunque en distinta medida, no es una Revelación, unas verdades, sino una facilidad para aceptar una tradición, mayormente haciéndonos nacer en un hogar con cierta fe.

,

Busquemos verdades sintéticas

Tenemos que recuperar el conocimiento sintético: el unir verdades, en vez de buscar tan solo los componentes de las cosas. Tenemos que redescubrir la Síntesis, como complemento necesario al Análisis. Busquemos el todo, además de las partes

Definición de religión

Religión es toda explicación de la realidad desde el punto de vista más amplio posible.

Normalmente una religión trata de explicar estas preguntas:

  1. ¿De dónde venimos, por qué estamos aquí?
  2. ¿Hacia dónde vamos, cuál es nuestro fin o final?
  3. ¿Por qué ocurren las cosas que ocurren y no otras?
  4. ¿Cómo debemos comportarnos?

No hace falta proponer la existencia de un dios para ser religión; basta que sea una explicación de máxima amplitud. En este sentido, son religiones el cristianismo, el marxismo, el budismo.

Jesus = el hombre es capaz de Dios

El mensaje de Jesús no es una frase, es un hecho: que Dios cabe en un hombre. Esto cambia la concepción clásica de Dios y del hombre. El hombre ahora se sabe capaz de Dios, porque Dios ha sido capaz de ser hombre.

Cómo amar los defectos de uno

amardefectos

Amar los defectos y limitaciones que tenemos (con nuestro temperamento, por ejemplo), no significa rendirse ante ellos, sino aceptar con alegría el hecho de que tengamos que luchar ahí.

Si tengo tendencia, por ejemplo, al alcoholismo, no debo entristecerme por ello. La forma de crecer a la que estoy llamado consiste en luchar para dominar (hacerme el dueño) de esta tendencia. Mis defectos son una concreción de mi vocación.

El cristianismo no es original

Lo definitorio de una religión no es la originalidad de esa religión respecto a otras explicaciones del mundo. Como la religión es la explicación última de la realidad, lo normal será que cada religión contenga muchos elementos de las otras explicaciones. La esencia del cristianismo no es lo que lo diferencia del Islam, sino cómo explica lo que explica el Islam y más. 

El Cristianismo no es doctrina ni moral

El cristianismo no es una doctrina (un conjunto de verdades), ni si quiera una moral (una forma de vivir configurada por unas normas). El Cristianismo es la aceptación del mensaje de que Dios nos quiere tanto que se ha hecho hombre para llevarnos al Cielo.

Jesucristo ¿superstar?

Jesucristo es un hombre perfecto, pero es un hombre normal (en fuerza, capacidad de sus sentidos, belleza).

El mensaje aquí es impactante: ser perfecto no es sobresalir. Ser perfecto es asumir perfectamente la misión que a cada uno le toca cumplir en esta tierra.