,

Cantidad o calidad: ¿cómo crecer?

text2image_D67982_20150810_220613[1]En muchos ámbitos de la vida, el ser humano se plantea el dilema de si debe optar por la cantidad o la calidad.

Es un dilema irresoluble, porque todo crecimiento es dialéctico, es decir, se alcanza buscando cosas incompatibles (amor a mí, versus a los demas; cuidado de lo material versus lo espiritual; cuidar el presente versus el futuro, etc).

La postura adecuada frente a estos dilemas es el zig zag o yin-yang: avanzar un poco en una dirección y (luego) en la otra; buscar la cantidad, hasta que se vea que la proporción de cantidad a calidad se está fuera de armonía.