¿Debe un país intentar importar menos para no depender?

¿Debe un país intentar importar menos para no depender?

¿Debe ser una meta la sustitución de importaciones por producción local?

Esta pregunta se encuadra dentro de otra más general: ¿es mejor para la vida depender o no depender de otros?

El instinto primario nos impulsa a la independencia. Sin embargo, la razón nos lleva a descubrir formas de crecer más a base de apoyarnos en los demás, en sus necesidades y capacidades.

Aquí entra en juego la lógica inescapable del. "riesgo-rendimiento": puedo conseguir más crecimiento a base de apoyarme más en las oportunidades que los demás me representan; pero esto aumenta mi riesgo, pues las perturbaciones del ambiente pueden cortar suministros o mercados que yo necesito.

La humanidad se ha ido desarrollando, desde que descubrió la agricultura hace 12,000 años, a base de hacerse más dependiente. En decir, la humanidad ha apostado definitivamente por el crecimiento, sacrificando la independencia. Al presente, dependemos completamente de unas redes de comunicación y energía que nos hacen hipervulnerables al entorno.

En la lógica del riesgo-rendimiento no hay una solución óptima: si quiero más tengo que arriesgar más. Cada país debiera decidir con cuánto riesgo (con cuánta dependencia) se siente cómodo, y esto determinará el nivel de riqueza que alcanzará, ceteris paribus. La relación es una línea recta.

Pero aquí entra en juego el tercer nivel sapiencial (después de la intuición y la razón) que es la tradición. Aquí encontramos el mandato de que una comunidad tiene que darle más atención a sus miembros que a los de otra comunidad. Esto dobla un poco la línea de riesgo rendimiento, y lleva a concluir que, ante una igualdad de valor (calidad/cantidad/precio) uno deba preferir lo local.

Esta igualdad no es exacta, sino que hay un margen, donde consideramos los valores de lo local igual a lo importado. ¿De qué tamaño es ese margen, que lleva a favorecer a lo local? Más grande cuanto más prefiramos la seguridad sobre el crecimiento, y cuánta más importancia tenga en cada caso lo comunal sobre lo individual.