Deja ya de buscar la Felicidad

Abre tus ojos y mira a la vida de las personas que han hecho bien a su alrededor. Piensa si esas personas se “sintieron” felices la mayor parte de su vida. O imagina que esas personas dejarán de hacer algo porque no se sienten felices con eso. Piensa, imagina, y olvídate de buscar la felicidad.