Ecologia, lecciones de la

 

Hacia dónde va la Ecología

Julio 2009

La ecología ha descubierto que:

  1. Las poblaciones (de hormigas, de leones, de bacterias) tienen una “inteligencia”, una capacidad de auto-regulación muy superior a la de los individuos que la componen. Esta “inteligencia” la usan, por ejemplo, para limitarse a sí mismas (a las poblaciones) al tamaño óptimo para todo el ecosistema. Hay que usar con prudencia la palabra “inteligencia” para no caer en panteísmos; aunque Mariano Artigas habla de inteligencia inconsciente.
  2. Los animales tienen variadísimas formas de reproducirse: desde el salmón que viaja miles de kilómetros para desovar en lo alto de un río, donde deja miles de huevos y después muere, hasta el elefante que produce una cría cada varios años y la cuida con esmero por muchos años hasta que madura. Lo interesante es que siempre el resultado final es siempre el mismo en toda Naturaleza: cada individuo produce en promedio 1 hijo que vive suficiente para poder producir otro hijo. Tiene que ser así porque si no las poblaciones o se extinguirían o explosionarían.
  3. Los pájaros que habiten mayores latitudes (más al norte o más al sur) ponen más huevos que los que habitan en áreas tropicales, con mejor ambiente.
  4. La proporción de machos y hembras en una población se va cambiando para lograr una mejor adaptación de los individuos. En épocas en las que hay menos recursos, los animales tienden a producir más hembras, que consumen menos.
  5. Otro ejemplo de selección del género en una especie: Un caso que sucede con frecuencia: una especie de mosca malaya tiene al presente menos machos de lo normal: solo 35%. Se aparean por la noche. Se vio que los machos más buscados por las hembras eran los que tenían los ojos más separados. Luego se descubrió que estos son los que tienen más capacidad de producir en su esperma cromosoma Y (el que hace a un macho) con normalidad. En esta especie los machos tenían un defecto que les hacía producir poco cromosoma “Y”. Estas moscas estaban tratando de compensar por ese defecto, buscando machos con los ojos más separados, que eran machos con más cromosoma Y. Ninguna mosca puede hacer análisis del material genético de su partner. Pero su comportamiento como colectivo, como población es más inteligente que su comportamiento como individuo.
  6. En la mayoría de las especies, las hembras escogen el macho, y los machos pelean entre ellos para acercarse a la hembra. Esto se explica por una tendencia que hay inscrita en los seres vivos de tratar de conseguir la mayor cantidad y calidad de prole. Esto se consigue así: Los machos, como no cargan a su prole, mejoran su descendencia apareándose con el mayor número de hembras posibles. Las hembras la mejoran escogiendo al macho más saludable (no pueden aumentar la prole apareándose muchas veces, porque no se reproducen durante el “embarazo” o crianza). Por esto: los machos luchan y las hembras escogen al ganador que es un indicador de salud. Esta “astucia” supera cualquier “razonamiento” que pueda hacer un individuo.
  7. Los bosques “respiran” como si fueran organismos: las hojas de los árboles le pasan azúcares a los microbios que están en la tierra. La tierra le pasa agua y nutrientes a los árboles. En la noche unos ríos de aire se forman entre los árboles, llevándose el dióxido de carbono. Las plantas secuestran dióxido de carbono de la atmósfera y lo pasan, en parte al suelo.
  8. El tamaño de las poblaciones está auto-regulado por la Naturaleza. Si se introduce una pareja de moscas en una botella, el número de hijos que tenga cada pareja (fecundidad) es inversamente proporcional a la densidad de la población en la botella. Fuera del laboratorio, las ciervas en el estado de New York salen más veces embarazadas y tienen más crías después de una época de caza que sin la caza. Se ve con facilidad que las plantas controlan su población creciendo menos cuando hay mucha densidad, de esta forma se tienen menos descendientes. De estas formas las poblaciones crecen o disminuyen hasta a adecuarse a carrying-capacity del entorno donde estén. Si un cambio ambiental: una tormenta, un cambio de corrientes, etc, reducen externamente las poblaciones por debajo de su carrying capacity, entonces comienza siempre un periodo de rápido crecimiento poblacional. Cuando en el 1770 se pasó la moda de regalarse halcones islandeses entre los nobles de Europa, entonces su población dejó de tener fluctuaciones (grandes subidas y bajadas) para estabilizarse.
  9. Hay una inteligencia en las especies para decidir cuándo deben de nacer más machos o más hembras. Se sabe que los machos tienen más éxito reproductivo cuando hay abundantes recursos y puede vivir bastante. Las hembras consumen menos recursos, y pueden tener hijos en circunstancias más adversas. Pues se ha demostrado recientemente que los animales, en épocas de abundantes recursos tiene ha tener más hijos machos que hembras. Es una tendencia ligera, porque si fuera por mucho, no habría reproducción. Hasta en el hombre se ha estudiando esto en matrimonios polígamos en África: las esposas inferiores, que tienen a ser más pobres, tienden de tener más hijas hembras.
  10. forage
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *