El Relativismo: su origen y su posible final

El gran enemigo del cristianismo al presente no es el ateismo, ni mucho menos el Islam. El gran enemigo del cristianismo ahora es el relativismo: la idea de que no se puede saber cuál es la realmente la verdad, sino que cada uno tiene “su” verdad, y lo que piensa que es correcto. Pensemos en las grandes preocupaciones de la Iglesia hoy: el aborto, el divorcio, el matrimonio entre personas del mismo sexo, la eutanasia. Si estas posiciones avanzan es porque hay mucha gente convencida, no de que el aborto es bueno, sino de que si para alguien es bueno, hay que respetarle esa opción.

Cristianismo afirma ser la religión verdadera. Pero el cristianismo tiene la pretensión de ser la religión verdadera, lo cual choca de frente con la mentalidad actual por su sobre pretensión: que es única y que es verdad. El pensamiento moderno duda de que se pueda aplicar el adjetivo “verdadera” a una religión; duda de que el ser humano tenga la capacidad de

conocer la genuina verdad acerca de Dios.
Parábola de los ciegos y el elefante. El hombre de hoy se siente más bien reflejado por la parábola budista del elefante y los ciegos. Un rey convocó a todos los ciegos de nacimiento de la ciudad y les llevó un elefante. A unos les mandó palpar la trompa, a otros las orejas, a otros los colmillos. Luego les preguntó ¿cómo es un elefante? Unos decían “es como una esterilla”, otros, “es como un tronco”, otros, “es como un arado”. Y se pusieron a pelear entre sí mientras el rey reía. El conflicto entre las religiones es, para el pensamiento moderno, como una pelea entre ciegos de nacimiento, ya que todos somos ciegos ante lo divino. Y el cristianismo, con su pretensión de ser la verdad, parece hallarse especialmente ciego y ser especialmente fanático al declarar que la parte palpada en la propia experiencia, es la totalidad. ¿No debería el cristianismo renunciar a esta pretensión e ir a sentarse humildemente entre las otras religiones.
Un ciego sabe que no nació para ser ciego. Pero un ciego de nacimiento sabe que él no ha sido creado para ser ciego y, por tanto, no dejará de preguntarse acerca del porqué de su ceguera y cuál será el camino para salir de ella. Si el hombre no sabe de dónde viene ni para qué existe ¿no será en todo su ser un criatura fallida? La tranquilidad que se logra al rechazar la pregunta sobre la verdad de Dios es una tranquilidad engañosa. El hombre nunca podrá vivir con la idea de ser ciego de nacimiento para las cosas importantes de la vida. Tendrá eventualmente que volver a plantearse la pregunta sobre la verdad del cristianismo.
Origen del Relativismo. ¿Cómo se ha llegado a esta convicción de que somos ciegos para la verdad? ¿Cómo se introdujo el relativismo? El relativismo tiene su causa primera en el siglo 16, cuando empezó la eclosión de la ciencia. El hombre se sintió tan impresionado ante la certeza que producían las ciencias que llegó a pensar que cualquier cosa para ser verdad tenía que ser científica, es decir, experimentable o comprobable. La filosofía y la religión quedaban fuera de la verdad.
Intentos de salvar el conocimiento de la fe. Se hicieron varios intentos para salvar el conocimiento que proporcionaba la religión:
a) en la Revolución Francesa se trató de impulsar una religión dentro del ámbito de la mera razón;
b) Kant trató de mantener a salvo la fe diciendo que daba un conocimiento de otro tipo, no racional, que de hecho, podría ser anti-racional, y pero que sirve para propósitos prácticos,
c) el protestantismo trató de salvar la religión, reduciéndola a una ética.
Relativismo como resultado de la fragmentación de conocimientos. El resultado de estos intentos fue que la religión acabó relegándose a un sitio donde estuviera a salvo de las impugnaciones de la ciencia. Este lugar fue en el interior de las personas, en su subjetividad, y normalmente, en el ámbito de los sentimientos. ¿En que situación estamos? Las ciencias, por diseño, dan solo conocimientos parciales o sectoriales: lo que ve la biología es distinto de lo que ve la física o la matemática. En principio es la religión la que se encarga de darle unidad al hombre, de unir su inteligencia, su voluntad y sus sentimientos. Pero como ahora la religión está encerrada dentro de los sentimientos, no puede hacer ese papel unificador. El resultado de esto es que vivimos en un mundo de verdades parciales. (Por ejemplo, qué uso darle al sexo). Y si nuestro conocimiento es sectorial dentro de nosotros mismo, con más razón debemos de admitir que nuestra verdad puede ser distinta de la de otra persona. Caemos en el relativismo.
¿Cómo podemos salir de esta situación de verdades relativas? Por un lado siempre ha estado la herramienta del ejemplo de vidas coherentes, consecuentes con la creencia de que el hombre está llamado a alcanzar la verdad y es capaz de alcanzarla. Pero la verdad es que el problema del relativismo no tiene su origen en una desviación moral, sino en una desviación intelectual. Por lo tanto, su solución tiene que venir primeramente por una conquista intelectual. Si el origen del relativismo estuvo en pensar que el único conocimiento verdadero era el científico, el experimental, pues entonces, el final del relativismo vendrá cuando se admita que hay otros conocimientos también válidos además del científico, como el religioso y la intuición.
¿Cuándo se va a dar esta integración de los conocimientos? Es posible que muy pronto, porque se están dando ahora mismo una serie de avances científicos que pueden llevar a una visión unificada de la realidad; una visión que apunta hacia una racionalidad en el universo pero de mayor categoría que la racionalidad mecanicista de estos últimos 400 años.
Repasemos brevísimamente en qué dirección se está moviendo la ciencia en sus distintos campos:
1. Física: hacia una teoría del todo que unifique las cuatro fuerzas que gobiernan todo. Descubrimiento del bosón de Higgs en el LHC llevaría a ver que todo el universo es una unidad, no partículas
2. Mecánica: mecánica cuántica, se destruyó el determinismo físico de que todo está determinado por el estado del universo hace millones de años.
3. Astronomía: Big Bang, como posible acto creador, donde todo lo que iba a ser el universo estaba built-in en una pelotita del tamaño de una toronja.
4. Microbiología: DNA donde se demuestra que la materia está ordenada por la palabra, que hay un programa, un código que regula la materia viva.
5. Macrobiología: la evolución, que originalmente se usó para atacar a la religión, está resultando ser una auténtica sinfonía, orientada hacia la aparición del hombre.

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *