Estar “a lo último” es lo primero

Estar “a lo último” es lo primero

Uno de los mitos fundamentales de la Modernidad es el mito del progreso: como el conocimiento se acumula, cada época será mejor que la anterior.

Según esta lógica, siempre lo último será más bueno o más completo que todo lo anterior.

Por lo tanto, en la Modernidad, saber qué es lo último (en la investigación, en la publicación) es más importante que saber qué es lo verdadero.