¿Qué es la Deuda Externa? El Caso de Latino América

¿QUE ES LA DEUDA EXTERNA?

Si usted lee habitualmente la prensa, se habrá encontrado a menudo con noticias sobre la deuda externa, y posiblemente les haya pasado por encima, por no saber realmente cuál es trasfondo de ese tema tan delicado. Es un asunto económico que puede poner en peligro el panorama político internacional, y las relaciones entre países. En este capítulo vamos a tratar de explicar qué es deuda exterior, y por qué se habla de una crisis de la deuda externa.

Normalmente cuando se habla de deuda externa se habla de la deuda que un gobierno contrae al coger prestado de bancos de otros paises. Es decir, se hace referencia a la deuda externa “pública” o del gobierno de un país. Los gobiernos de Latinoamerica, por ejemplo,
han cogido prestado dinero a bancos americanos y europeos. Mayormente préstamos a 5 y 10 años, hechos en dólares americanos.

Pues bien, desde 1982 hasta ahora a estos países se les está haciendo muy difícil devolver ese dinero a los bancos. Ese año México declaró oficialmente que no pagaría su deuda en los plazos previstos. Lo mismo hicieron después otros países. Empezó lo que se conoce como la “crisis de la deuda externa de Latinoarnérica”

En la tabla 1 podemos ver de cuánto dinero estamos hablando.

Estados Unidos está entre los países más endeudados del mundo. Y ha sido así desde hace muchos años. Vemos por tanto que el tener deuda externa no es algo malo.

La pregunta que surge aquí es, ¿por qué ahora se les está haciendo tan difícil a algunos países pagar su deuda externa? Para responder a esta pregunta, primero tenemos que ver cómo fue que esos países llegaron a contraer una deuda tan grande.

 

FACTORES QUE CONTRIBUYERON AL ENDEUDAMIENTO EXAGERADO DE ALGUNOS PAíSES

 

A. La subida del petróleo en 1973.

Desde la segunda Guerra Mundial, el comercio internacional se hacía sin problemas; apenas había inflación. Pero en 1973 los países que producían petróleo (excepto los desarrollados, USA, Inglaterra; y México y Nigeria), se posieron todos de acuerdo y formaron la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), y como eran los dueños del 70% del petróleo en el mundo, acordaron subir el precio del petróleo. Ese año el barril pasó de valer $3 a valer $12.

Esto fue un azote bien grande a los otros países pues, el petróleo (y la energía que el petróleo produce) era un componente de muchos de los productos elaborados en todo el mundo. Esto hizo que los costos de la mayoría de los artículos subieran. Se desencadenó una inflación fuerte en todos los países.

Pero además, para los países subdesarrollados, el petróleo era un componente muy importante de sus importaciones, es decir, una gran parte de lo que compraban en el extranjero era petróleo.

Como el petróleo hay que pagarlo con dólares, lo que suelen hacer los países es pagar las importaciones con exportaciones. Es decir, conseguían los dólares para pagar el petróleo y las otras importaciones, de vender sus productos en el extranjero, de exportar.

Pero después de 1973, los países subdesarrollados tenían que gastar demasiado en importar petróleo, y no recibían suficientes dólares de sus exportaciones.

Por eso tuvieron que empezar a pedir prestado dólares a bancos americanos.

B. La crisis económica de 1974 /1975.

Por otro lado, esta subida del crudo provocó que EU cayera en una grave recesión económica.

Recesión económica significa que el Producto Nacional Bruto (PNB) decrece durante 2 trimestres consecutivos. El PNB es como la riqueza producida en un país en un año. Es como la cantidad de dinero que reciben, por su trabajo e inversiones, todos los habitantes de un país en un ano.

EU, durante 1974 1975 atravesó una aguda crisis económica. Como hay menos dinero, los americanos disminuyen sus compras, tanto de productos americanos como de extranjeros. Disminuyeron, por tanto, las importaciones de EU. Como EU es el principal cliente, comprador de muchos países subdesarrollados, estos vieron que sus exportaciones (ventas a EU) disminuían. Esto significa que aún tendrían menos dólares de ingreso. Se les hizo más necesario pedir dólares prestados para poder comprar petróleo.

C. Las ganancias excesivas de los países árabes.

Desde 1973, una catarata de dólares empezó a caer sobre los países de la OPEP debido a la subida del precio del petróleo que ellos vendían.

Literalmente, no sabían qué hacer con tanto dinero. Empezaron a comprar hoteles y centros turísticos en Europa y EU. Tenían predilección especial por los casinos, donde iban a jugar. Compraron barcos de lujo. Se compraron Mercedes chapados en oro, y otras excentricidades.

Pero no gastaban en su país, en crear empresas e industria, en desarrollar su nación. Lo que hicieron fue depositarlo en bancos en Europa y EU, invertirlo en el extranjero.

¿Porque no lo invirtieron en sus propios países? No es fácil invertir tanto dinero en países que no tienen ningún desarrollo. Invertir significa crear nuevas empresas, y ampliar las que ya hay. Pero no es fácil montar una empresa si no hay técnicos, si no hay equipo, si no hay carreteras y comunicaciones telefónicas.
Por lo tanto, gran parte de estos “petrodólares” (los dólares que se pagan a la OPEP por la compra de petróleo) fueron a parar a bancos americanos y europeos, en busca de algún rendimiento.

Tenemos entonces, que en los años 74 y 75 los bancos se vieron con una avalancha de petrodólares. No era tan fácil buscar una inversión buena para tanto dinero.

En aquellos mismos años, como explicamos antes, había unos gobiernos en América Latina sedientos de dólares; que estaban dispuestos a pagar altos intereses por conseguir dólares prestados.

Muchos de esos bancos no tenían experiencia en este tipo de préstamos a gobiernos. No hicieron buenos estudios de riesgos, y prestaron a proyectos poco rentables o incluso inexistentes. En vez de analizar cada proyecto de inversión, simplemente echaban una rápida ojeada a los indicadores económicos del país en cuestión. Además, en la década de los 70, los países de Latinoamérica eran países de mucho crecimiento económico, y con buenas perspectivas de seguir creciendo. Todo esto influyó para que gran parte de la catarata de “petrodólares” fuera a parar a América Latina, en forma de préstamos a sus gobiernos.

D. La recesión de 1980 – 81

En 1979, el “ayatola” Jomeini un líder religioso político, de la secta de los chiítas da un golpe de estado en Irán y derroca al Sha de Persia, Reza Palevi. Declara la Revolución Islámica y la guerra contra Iraq, para recuperar unos terrenos en la frontera. Los dos países entran en el caos. Como están entre los mayores productores de petróleo del mundo, se reduce enormemente la producción mundial del crudo.

Irán en 1979 pasó de producir 6 millones de barriles por día a producir 2 millones. En total la producción de petróleo de la OPEP disminuyó de 32 a 28 millones de barriles por día. La reducción de la oferta de petróleo hizo que aumentara el precio del petróleo a $33 por barril.

Esto provocó en el mundo, en 1980 81 una recesión económica peor que la del 74. La peor desde 1945. Y esto hizo que de nuevo aumentara la deuda externa de los países latinoamericanos. Aumentó por dos razones:
Primero, se produjo una fuerte inflación en EU y Europa. Como Latinoamérica compra allí la mayoría de lo que necesita, esto aumenta el costo de las importaciones necesarias.

Segundo, aumenta directamente las importaciones necesarias porque sube el precio del petróleo, uno de los principales componentes de las compras de estos países en el exterior.

0 se a, que se hace más grande el flujo de dólares que sale de los países latinoamericanos, pero no aumenta el flujo de dólares que entra. Se agudiza entonces la crisis de la deuda exterior de Latino América. La dificultad para pagar esa deuda se hace ahora patente.

Algunos autores afirman que la recesión de 1980 81 no fue tan mala para América Latina. Dicen que la producción cayó tanto en los países occidentales (Europa y Norteamérica) que éstos tuvieron que importar parte de lo que necesitaban. Y que además, los países exportadores de petróleo, y algunos países asiáticos, seguían comprándole a Latinoamérica.

ALGUNOS FACTORES QUE CONTRIBUYERON A ALIVIAR LA CRISIS DE LA DEUDA EXTERIOR ENTRE 1982 Y 1992

 

A. La baja en las tasas de interés en EU.

En 1982 empieza en Estados Unidos un período de bonanza económica. La inflación se reduce y las tasas de interés tienden a bajar. Se calcula que un descenso del 1% en las tasas de interés de los préstamos, hace que Brasil y Argentina ahorre $750 millones al año.

B. La mayor flexibilidad de los que prestan.

¿Pero por qué los bancos han seguido prestándoles estos últimos años si desde 1977 se veía que estaban demasiado endeudados? Los bancos americanos han seguido prestando a Latinoamérica después de 1979, porque si no lo hacían los países iban a ir a la quiebra y no les iban a pagar ni el principal ni los intereses.

Además ocurre lo siguiente: entre los nueve primeros bancos de EU, tenían una cantidad exagerada de préstamos con Latinoamérica.

Si declaraban esos préstamos como pérdidas, esto podría conducir al pánico financiero en Estados Unidos. Algo parecido al crack de la
Bolsa de Nueva York en octubre de 1929. El público perdería su confianza en el futuro financiero de estos bancos, y correría a sacar su dinero de ellos.

Para evitar la quiebra de los países latinoamericanos y el pánico financiero en EU, lo que los bancos han hecho es renegociar los términos o condiciones de los préstamos:

+ extender o dilatar la vida del préstamo, el período en que ha de ser devuelto.
+ reducir los pagos anuales que tienen que hacer.

A pesar de estas concesiones, algunos países no están pudiendo repagar sus préstamos, y esto hizo que algunos bancos grandes americanos, como BankArnercia y CitiCorp, se vieran en serios problemas.

C. Los préstamos condicionales del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El FMI se fundó en 1948, y una de sus funciones es prestar dólares a los países que tienen déficit en sus balanzas comerciales.

Desde 1983 el FMI ha dicho a algunos países más problemáticos que si quieren recibir dólares del Fondo, tienen que hacer algunos cambios en su economía.

recortar los gastos del gobierno

reducir la inflación, recortando la oferta monetaria, la impresión de billetes.

quitar barreras aduaneras, aranceles y arbitrios

Estos cambios no son nada fáciles de llevar a la práctica:

+ Reducir los gastos del gobierno, para Méjico, por ejemplo, ha supuesto quitarle el subsidio que tenían los frijoles y las tortillas de maíz. Esto hace que estos productos suban mucho de precio y pueden ocasionarse revueltas populares. ¿ Qué es un Subsidio?: A muchos gobiernos les interesa que los productos de primera necesidad se mantengan baratos. Para eso lo que hacen es ‘subsidiarlos’: le pagan a los productores, para que los vendan más baratos. En Puerto Rico, el café está subsidiado: el gobierno se lo compra a los agricultores a un precio más alto del que se vendería en un mercado libre. Pero
estos subsidios a la agricultura hacen que los gobiernos tengan demasiados gastos, y déficit.

+ Reducir la oferta monetaria tampoco es fácil. Cómo todos estos gobiernos tienen problemas para conseguir dinero de las contribuciones, sienten siempre la tentación de imprimir dinero nuevo para hacer frente a sus gastos. Y este aumento de la cantidad de dinero es el que ocasiona la enormes inflaciones que son típicas en algunos países latinoamericanos.

+ Quitar las barreras aduaneras es condenar a muerte a algunas industrias nacionales. Brasil, por ejemplo, tiene una naciente industria de computadoras. Pero esas computadoras no pueden competir todavía en precio y calidad con las computadoras japonesas y americanas. Brasil lo que hace entonces es poner barreras aduaneras a la entrada de computadoras extranjeras.

¿Qué son barreras aduaneras? Son unas limitaciones que ponen los gobiernos al comercio con otros países, normalmente para “proteger” las empresas locales. Son habitualmente de dos tipos:

Aranceles: un impuesto por pasar la frontera.

Cuotas: el gobierno determina la cantidad máxima que puede traer de un producto desde el extranjero.

PREGUNTAS DE REPASO

1 ¿Explique por qué un país tiene que tomar dólares prestados en el exterior?
2. En 1973 sobrevino la “crisis del petróleo”, ¿cómo afecto esto a la deuda externa de
Latinoamérica?
3. En 1974 Estados Unidos entra en una recesión económica, ¿cómo afectó esto a la deuda
externa

de Latinoamérica?

4. ¿Qué hicieron los países de la OPEP con los “petrodólares” que recibieron? ¿Cómo afectó esto a

la crisis de la deuda externa?

Cómo Funciona la Bolsa de Valores

Cómo Funciona la Bolsa de Valores

por Roberto Lopez

Economía la Alcance de Todos, Capítulo 1

Seguramente usted habrá visto alguna vez imágenes de la Bolsa de Nueva York: una gran sala llena de gente gritando con monitores por encima de sus cabezas. El piso invariablemente lleno de papeles tirados. La gente, agolpada en grupos, está haciéndose señas y gesticulando; unas veces tienen caras de alegría, y otras desesperación. Es posible que, además, haya leído titulares de periódicos que alarmantemente afirman que “cae la Bolsa”, o que “el Dow Jones batió un nuevo récord”.

Probablemente, todas estas cosas hayan despertado en usted en algún momento la curiosidad por saber qué es y cómo funciona eso de la Bolsa de Valores. Con este capítulo pretendemos empezar a hacerle entender estas cuestiones.

¿Qué es la Bolsa de Valores?

Como veremos más adelante, la Bolsa es un mercado donde se compran y se venden “acciones”. Antes de entrar en la Bolsa, deberíamos, por tanto, averiguar antes ¿qué es una acción?.
¿ Qué es una acción?

Imagine que usted, con mucho ingenio, inventa un filtro de agua muy barato y eficaz. Piensa que se podría producir y vender a gran escala. Decide montar una empresa para fabricarlo. Llena los papeles de incorporación, registra la corporación en el Departamento de Estado, y funda Filtros del Sur, Inc.

Va primero a la oficina de patentes, a registrar su invento, para que nadie se lo pueda copiar. Ya tiene la idea y el mercado, pero le falta un pequeño detalle: $200,000 establecer una planta y contratar cuatro operarios.

Un camino que podría seguir para conseguir el financiamiento es solicitar un préstamo a un banco. Pero esto tiene muchos inconvenientes. En primer lugar, usted se vería todos los meses en la obligación de conseguir $3,000 para pagar el préstamo; y esto podría resultar bien difícil en los primeros meses. Además, posiblemente el banco le exija poner a un oficial en la junta de directores de su empresa, o tener algún tipo de control sobre ella, para asegurarse que no se tomen decisiones locas. En implicaría que usted estaría perdiendo flexibilidad para manejar su empresa. Y, sobre todo, es poco probable que el banco le conceda el préstamo a una empresa que está comenzando, con la única garantía de su buena idea y la patente del filtro.

Una alternativa que podría también usarse para conseguir financiamiento, para levantar fondos, es “emitir acciones”. Se trata de convencer a algunos amigos e inversionistas de que aporten dinero para su empresa. Lo que usted les va a dar a cambio son unas acciones de su compañía. Una acción es un papel que le otorga al que lo posee algunos derechos, que lo hacen un co-dueño de la empresa, junto a los otros accionistas. Es como una parte del título de propiedad de la empresa. Por lo tanto el accionista tiene los derechos que tienen los dueños de un negocio: derecho a tomar decisiones sobre la compañía, o a votar en las decisiones o, al menos, a elegir algún representante de la Junta de Directores, que es un grupo de personas que se reúne una vez al mes y toma las decisiones importantes de una corporación. Además tiene derecho a recibir las ganancias que genere la empresa cada año. Muchas corporaciones pagan dividendos, que así se llaman las ganancias repartidas a los accionistas, cada trimestre. Cada acción recibe, por ejemplo, 80 centavos este trimestre. El que tenga más acciones, es más dueño de la corporación: recibirá más dividendos y tendrá más votos —uno por acción— en las decisiones.

Las compañías imprimen las acciones es unas cartulinas muy elaboradas y difíciles de falsificar. Cuando una persona es dueña de mil acciones, en vez de entregarle montañas de papeles, le emiten uno solo, pero en la esquina del certificado dice “1000 acciones”.

¿Qué es eso de Wall Street?

Cuando en el periódico aparece una noticia sobre “la Bolsa”, casi siempre se está refiriendo a un local que hay en la Calle del Muro (Wall Street) esquina con la calle la Calle Ancha (Broad Street), en Nueva York. Es un mercado donde se reúnen toda la gente que quiere comprar o vender acciones, u otros valores financieros. Valores Financieros (en inglés, securities) son títulos, papeles que representan un derecho sobre una cantidad de dinero. Ejemplo de otros valores son: bonos, certificados de depósitos, pagarés, notas del Tesoro, etc.

Si Filtros del Sur, Inc. necesitara mucho dinero ($5 millones) se le iba a hacer difícil encontrar en Puerto Rico suficiente gente que esté dispuesta a aportar tanto dinero comprando acciones. Lo que puede hacer es ir a la Bolsa de Nueva York (en inglés, New York Stock Exchange o NYSE) y vender (técnicamente se dice ‘emitir’) allí sus acciones.

Para poder vender acciones en la Bolsa de nueva York, o en cualquier otra Bolsa, hay que llenar una forma de registro para que se apruebe la emisión el Securities Exchange Commission (SEC), la Comisión de Bolsas y Valores. Esta es una agencia que vela para que no se den transacciones fraudulentas en las Bolsas, y para que se cumplan los complicados reglamentos que regulan el funcionamiento de éstas.

También Filtros del Sur tendría por ley que publicar un folleto explicativo de la emisión, que técnicamente se llama prospectus, con datos sobre la compañía —historia y resultados financieros—, los directores, y sobre qué piensa hacer con el dinero que consiga con la venta de acciones. Este folleto estará a disposición de cualquier interesados en comprar acciones. Además la compañía tiene que comprometerse a presentar cada tres meses sus estados financieros auditados. También está el detalle de que, para vender acciones en la Bolsa de Nueva York hay que pagar a la Bolsa aproximadamente $100,000 la primera vez, y $25,000 cada año.

¿ Cómo se compran y se venden acciones en la Bolsa?

Para vender acciones en la Bolsa, no puede ir usted mismo allá, y tratar de colocárselas a la gente interesada. Hay unas personas que son las únicas autorizadas a comerciar con acciones; son los brokers o agentes de la Bolsa. Si usted quiere comprar o vender acciones, tiene que contratar sus servicios. El broker cobra una comisión de aproximadamente el 2% del precio (valor) de las acciones que compre o venda. Suelen trabajar asociados en Casas de Corretaje (brokerage firms) como son, por ejemplo, Merill Lynch, Shearson, Paine Webber, etc.

Supongamos que usted quiere comprar acciones de la General Motors —porque piensa que esta compañía va ir bien el próximo trimestre, por ejemplo, y por lo tanto, el precio de las acciones de la General Motors subirá—. Lo que usted tiene que hacer es llamar a su broker personal, que trabaja con la casa de corretaje Merill Lynch, en la Milla de Oro, en Hato Rey. Le dice “quiero comprar 1,000 acciones de la General Motors, al precio al que estén en el mercado”. Normalmente usted tendrá una idea de a cuánto se están vendiendo ahora, porque acaba de ver en el San Juan Star el último precio al que se vendieron ayer. Aunque el precio de la acción está fluctuando cada minuto, normalmente en un día pocas veces cambia más de $1 hacia arriba o hacia abajo, respecto al precio del día anterior.

Su broker llamará desde San Juan a la Bolsa de Nueva York, a un representante de Merill Lynch allá, y le dará la orden de que compre esas mil acciones. El broker de Nueva York tiene la responsabilidad de comprarlas cuanto antes, y lo más barato posible. Es probable que en unos pocos minutos usted reciba una llamada de su broker en San Juan, informándole de que ya la compra está hecha y, sobre todo, del precio al que las consiguió.

Puede ser que usted esté comprando esas acciones con la intención de venderlas rápidamente, en unos días, en cuanto suban de precio. Puede ser que a usted no le interese ser accionista estable de la General Motors, sino que compra sus acciones simplemente para venderlas rápido, y con ese dinero que obtenga, volver a comprar acciones de otra compañía que parezca que sus acciones van a subir de precio. Entonces se dice que usted compra para especular. En este caso, le pedirá a su broker que deje esas acciones en Nueva York, en una caja fuerte de Merill Lynch, para poderlas vender rápido, sin demora.

Pero puede ser que usted haya comprado esas acciones con la intención de conservarlas por un largo tiempo. En tal caso quizá le pida a su broker que le envíe esas acciones a Ponce, para usted custodiarlas en la caja de seguridad de su banco. La persona que compra a largo plazo (no para especular, sino para invertir), no se preocupa por las subidas o bajadas que puedan tener las acciones en una semana o en un mes. Le preocupan más las perspectivas futuras de la empresa, de General Motors.

Cuando cayó la Bolsa estrepitosamente en octubre de 1987, en Puerto Rico los inversionistas, los que tenían dinero en acciones, no se alteraron mucho, no hubo suicidios. Y esto se debió, entre otras, a que normalmente los pocos puertorriqueños que invierten en la Bolsa, no lo hacen para especular, para vender y comprar rápido. Lo que buscan es mantener durante una temporada larga su dinero en un lugar donde le rinda unas ganancias. Por eso no se preocupan de las subidas y bajadas diarias.

¿ Cómo se establece el precio de una acción?

Todavía usted se estará preguntando qué es todo ese caos de gente gritando, monitores de TV, papeles en el piso, un señor tocando una campana, etc. Lo que usted quiere saber es cómo funciona el día a día de la Bolsa. En verdad, lo que usted quiere saber es cómo se establece el precio de una acción.

En la figura anterior tenemos un plano del local que está dentro de la Bolsa. En esa gran sala (el trading room) es donde se compran y se venden las acciones. Hay 22 mostradores o trading post. Afuera de la zona de los counters, de el trading floor, hay unas cabinas que se llaman telephone booths. Merill Lynch tiene alquiladas muchos de esos telephone booths, y tiene a varios empleados clericales atendiendo los teléfonos, teletipos y terminales que hay en esas pequeñas oficinas.

En el punto A, dentro del booth de Merill Lynch, es donde va a llegar la llamada, o el teletipo del broker suyo en San Juan. Un clerk toma nota de la orden: cuántas acciones quiere comprar, de qué compañía, y un número de identificación suyo (un número de una cuenta que usted abre en Merill Lynch, para que le guarden sus acciones). Con esta orden, el clerk se acerca a la zona de los counters, al trading floor. Llama a un broker de Merill Lynch (tienen una identificación en la chaqueta), y le da el papel con la orden que recibió: comprar 1,000 acciones de General Motors.

El broker va al punto B, porque en ese trading post es que se compran y se venden acciones GM. Pero es importante señalar que no es la compañía General Motors la que vende las acciones en ese puesto. Al llegar allí probablemente haya otros brokers que hayan recibido órdenes de otros accionistas de la GM de vender acciones en esa misma hora. Se acerca a ese grupo o crowd y se dice en voz alta —está prohibido en la Bolsa hacer negocios por lo bajito— que quiere comprar 1,000 acciones de la GM. Los que tienen órdenes de venta, al ver que hay poca demanda, poca gente interesada en comprar, estarán dispuestos a bajar los precios, para salir de sus acciones.

Cuando un broker recibe una orden de vender unas acciones tiene, por ley, la responsabilidad de hacerlo cuanto antes, al precio más alto posible. A veces esperar unos segundos por si aparece más gente queriendo comprar, y a un precio más alto. Pero no retrasa mucho la orden.

Por el contrario los precios de una acción suben cuando en el counter se reúne mucha gente con órdenes de compra y poca gente con acciones para vender. En resumen, los precios de una acción se mueven según la ley de la oferta y la demanda: cuando hay más demanda que oferta, los precios suben; cuando hay mucha gente interesada en vender y poca en comprar —más oferta que demanda— los precios bajan.

¿Por qué la Bolsa baja y sube?
¿ Qué significa la Bolsa baje o suba?

Al principio de la mañana las acciones se están vendiendo a unos precios. Pero estos precios van fluctuando en las distintas compra-venta que se hacen durante el día, según sea la oferta y la demanda en los distintos momentos. El precio de la última transacción que se hizo con la acción de una compañía se llama el precio de cierre. Se dice que la Bolsa ha subido, cuando ha subido el promedio del precio de las acciones, entre la apertura y el cierre. Normalmente cuando se habla de la Bolsa, sin apellidos, se entiende que es la Bolsa de Nueva York.

La Bolsa de Nueva York abre a las 9:00 a.m. y cierra a las 4:00 p.m.. Hay otras Bolsas en EU y en otros países, pero la de Nueva York es la más importante por varias razones. En primer lugar, ahí se venden las acciones de las compañías élite de EU, las más grandes. Además, aunque solo se venden acciones de unas 2,000 corporaciones, que es menos del 30% de las corporaciones con acciones en EU, el valor de las acciones comerciadas en la Bolsa de Nueva York, es el 75% del valor de todas las acciones en todas las Bolsas en EU.

¿ Qué es el índice Dow Jones ?

Cada hora se compran y se venden millones de acciones, a un precio distinto. Sería muy útil saber si en promedio esos precios están subiendo o bajando.

Hay una compañía, la Dow Jones Inc. — la que edita el Wall Street Journal— que se dedica a calcular cada pocos minutos una especie de promedio que indica, más o menos, cuanto en general las acciones están subiendo o bajando.

[falta página 8]

Hay una regla general que habíamos establecido: el precio de una acción sube cuando hay más gente queriendo comprar que vender, es decir, cuando hay más demanda que oferta.

Lo que tenemos ahora que averiguar es ¿qué es lo que hace que haya más gente queriendo comprar que vender una acción?. La respuestas a estas preguntas las podemos resumir en estas categorías:

a) Hay más demanda, porque la empresa va bien.

Si la empresa que emitió la acción va bien, es decir, está vendiendo mucho, y creciendo sólida, entonces tiene muchas ganancias. Como el que tiene una acción es propietario de la empresa, tiene derecho a las ganancias de esa empresa. Entonces el valor de la acción subirá, y consecuentemente subirá el precio que se paga por ella en la Bolsa.

b) Hay más demanda, aunque la empresa no este bien ahora, porque se prevé que la empresa irá bien en el futuro.

En 1989 la farmacéutica Up John no iba especialmente bien. Pero un día descubrieron que una medicina que ellos hacían para la hipertensión, tenía la propiedad de hacer crecer el pelo. No existía hasta ese momento ningún fármaco que de verdad haga crecer el pelo donde no lo hay. Ante esta noticia, el precio de la acción de Up John subió marcadamente.

Ese descubrimiento no le iba a producir más ganancias en aquel año, pues hay que esperar varios años para poder fabricar un crece-pelo comercial a partir de ese descubrimiento. Por lo tanto el precio de la acción no subió porque la gente esperaba que se fueran repartir más dividendos, sino porque con el tiempo la Up John valdrá más: la gente que invirtió en acciones de la Up John por esa noticia estaba esperando comprar ahora una cosa barata, y poderla vender cara en un futuro.

c) Hay más demanda debido a la especulación: a que la gente espera que haya más demanda.

Especular consiste en sacar ganancias de prever el futuro. Si la gente piensa que una acción va a subir de precio, tratará de comprar esa acción ahora que está más barata. Pero si mucha gente piensa lo mismo, mucha gente tratará de comprar esa acción. Entonces el precio de la acción efectivamente subirá porque hay mucha gente interesada en comprarla.

Vemos entonces que la especulación es como una profecía que se cumple así misma: si la gente piensa que una acción va a subir, efectivamente harán que el precio suba. A esto se le llama una subida especulativa.

La Caída de la Bolsa en Octubre de 1987

Si analizamos una de las mayores caídas que haya tenido la Bolsa en su historia, podremos aprender algunas cosas interesantes sobre su funcionamiento.

Si la Bolsa cayó en el 87 de una forma tan estrepitosa, fue porque había estado subiendo de una forma exagerada en los tres años anteriores. La caída del 87 fue como una “vuelta a la normalidad” : los precios de las acciones bajaron a un precio más realista. Por eso los analistas llaman a estas caídas en la Bolsa una “corrección” o “ajuste”. Por lo tanto, para entender esa caída, primero tenemos que entender la subida anterior.

La subida de la Bolsa entre 1982 y 1987

Desde 1983 la economía americana estaba experimentando un crecimiento sostenido de un 2% anual, que no es mucho comparado con el crecimiento de EU en las décadas de los 50 y 60; pero comparado con otros países en esa época está bastante bien. Esto regó por EU un clima de optimismo que animó a mucha gente a comprar acciones en la Bolsa, porque cuando hay buenas expectativas de ganancias de una empresa, más gente está dispuesta a comprar sus acciones. Esto hizo que la Bolsa comenzara a subir.

Ya a partir de 1984 muchas empresas empezaron a fijarse en la Bolsa como un sitio muy bueno para invertir su dinero. Como los precios de las acciones estaban subiendo tan rápido se podía invertir $1 millón a principio de año, y tener al final de año $1,400,000. Esto hizo que más gente, también muchos extranjeros —principalmente los japoneses—, se interesaran en traer su dinero a la Bolsa. De esta forma seguía creciendo la demanda, y subiendo los precios de los valores. Esto es lo que se llama una subida especulativa: los precios suben porque mucha gente compra. Y la gente compra simplemente porque los precios suben, no porque las empresas vayan bien.

Entre enero y octubre de 1987 las ganancias de las corporaciones aumentaron aproximadamente un 4%. Peor los precios de las acciones de esas corporaciones en la Bolsa subieron un 40%. Se ve con esto que estos precios estaban artificialmente inflados: las acciones valían más de lo que valía la empresa que las emitió. Y lo normal es que la suma del valor en la Bolsa de todas las acciones de una corporación, represente el “valor en el mercado” de esa corporación; si alguien quisiera comprar esa compañía completa tendría que comprar todas sus acciones al precio que se estén vendiendo en ese momento.

Desde agosto de 1987, los inversionistas se fueron dando cuenta de que los precios estaban demasiados altos. Y, como saben que todo lo que sube tiene que bajar, tendrían que acabar cayendo esos precios. Es decir, las personas se darían cuenta de que habían pagado demasiado por una acción, y tratarían de venderla pronto.

Cuando se prevé que el precio de las acciones va a bajar, sale ganando el que vende más rápido; porque es el que vende cuando los precios están todavía altos. Por eso los inversionistas que tienen su dinero en acciones, están muy pendientes a cualquier rumor sobre una baja en la Bolsa, para ser ellos los que vendan primero.

Para hacer dinero invirtiendo en la Bolsa, lo que hay que tener es una forma de obtener información muy fresca sobre las empresas. Por eso han nacido alrededor de Wall Street tantos servicios de noticias comerciales que avisan a sus clientes —inversionistas o casas de corretaje— de las noticias más importantes que han ocurrido en los últimos minutos sobre distintas empresas.

Pero hasta septiembre de 1987 nadie quería pensar en vender, porque la economía seguía sólida (empleos, precios, producción, etc.). El único punto oscuro de la economía era el déficit comercial de los Estados Unidos: que los americanos estaban gastando en el extranjero más de lo que los extranjeros gastaban en EU.

¿Qué pasó en la Bolsa en octubre del 1987?

El martes 13 de octubre de 1987, como todos los segundos martes de cada mes, el Departamento de Comercio de los EU dio a la prensa su informe mensual sobre cómo iba el comercio con el extranjero. Durante los meses anteriores los inversionistas estaban preocupados por el déficit comercial americano. Pero se esperaba que en septiembre mejorara. Sin embargo, resultó ser peor incluso que el de agosto.

Este hecho fue interpretado como el comienzo de una recesión en la economía americana, después de cinco años de crecimiento. Así que mucha gente decidió vender sus acciones, para recuperar su dinero y ponerlos en sitios que no sufriera tanto con el descenso de la economía, por ejemplo, comprando oro, o depositando en un banco.

Y entre el miércoles 14, y el lunes 19 de octubre —el lunes sangriento en que los precios de las acciones bajaron un 23%— entró otra vez en juego la especulación; pero esta vez, empujando los precios hacia abajo. ¿Cómo? Si los que tienen acciones prevén que su precio va a bajar, empezarán a venderlas, y esto hará que su precio baje de verdad.

¿Cómo las ventas por computadora hundieron todavía más los precios? Algunas casas de inversión tienen computadoras conectadas a las computadoras de la New York Stock Exchange, de la Bolsa. Y pueden comprar y vender acciones entre sí, cuando son en grandes cantidades. Estas computadoras están corriendo continuamente unos programas que van chequeando los precios de todas las acciones que esa casa de inversión posee. Cuando el programa detecta que las acciones están bajando mucho de precio (más de un 4%, por ejemplo) el mismo programa, pone sus acciones a la venta, en grandes cantidades.

Cuando los precios cayeron como lo hicieron la mañana del lunes 19, las computadoras se dispararon vendiendo acciones. Esto provocó que en la tarde de ese día, la caída fue todavía peor. Los directores de la Bolsa prohibieron, desde el martes siguiente, que se hicieran ventas programadas por computadoras durante 10 días.

§§§

Preguntas de repaso

Lectura 1: ¿Cómo Funciona la Bolsa de Valores?

1. ¿ Qué es una Acción?

2. ¿Qué inconvenientes tiene el financiarse a través de un préstamo bancario?

3. ¿ Qué es la Bolsa de Nueva York?

4. ¿ Qué son securities?

5. ¿ Qué tiene que hacer una empresa que quiera que sus acciones se vendan en la Bolsa de Valores?

6. ¿ Cómo es el mecanismo para comprar unas acciones en la Bolsa?

7. ¿ Qué diferencia hay entre comprar acciones para especular y acciones para invertir?

8. ¿ Cómo se establece el precio de una acción dentro de la Bolsa?

9. ¿ Por qué suben y bajan los precios de las acciones?

10. ¿ Qué significa que la Bolsa suba?

11. ¿ Por qué se habla siempre de la Bolsa de Nueva York, si hay otras Bolsas?

12. ¿ Qué es el índice Dow Jones Industrial Average?

13. ¿ Qué es el Standard & Poor’s 500?

14. ¿ Por qué razones puede haber más demanda de una acción?

15. ¿ Qué es una subida especulativa?

16. Explique la subida de la Bolsa entre 1982 y 1987

17. ¿Por qué cayó la Bolsa en octubre 19 de 1987?

18. ¿Cómo las ventas por computadora hundieron todavía más los precios en el crash del 87?