Patria no es un polígono, sino una pirámide.

Patria no es un poligonoPatria no es la tierra delimitada por unas fronteras, por un poligono. Patria es una pirámide, la que forman todas las personas que, a través de la historia, me han llevado a ser lo que soy. Patria no es la tierra que piso, sino la gente en la que me apoyo: mis padres de todas las épocas. Y quienes compartimos los mismos padres, somos una nación

Cuando, en el siglo 16, aparecieron los primeros países que no son naciones, el hombre empezó a quedarse huérfano, sin “patres”.