Pobre anciano moderno


Por ser la Modernidad una civilización economicista (producir es lo que cuenta) la ancianidad, en esta época, es un estado desgraciado.