¿Puedo quemar mi casa? La propiedad privada es simplemente un cierto derecho sobre una cosa. Es superior a otros derechos (por ejemplo, al de uso, de alquiler) pero no es absoluto. Está limitado por la naturaleza de la cosa que poseo y por mi naturaleza (es decir, por la finalidad de la cosa y la mía). No puedo quemar mi casa simplemente porque es mía: estaría violando los derechos sobre ella del resto de la Naturaleza, del Ecosistema.