¿Quién inventó el empleado?

¿Quién inventó el empleado?

El pagar a las personas por las horas pasadas en el lugar de trabajo (en lugar de por la cantidad de trabajo realizado) fue un invento de la revolución industrial. Cuando se inventaron las casas de máquinas (factorías) era más importante para los dueños que hubiera gente siempre junto a ellas, alimentándolas, que el medir el trabajo de cada individuo. Se empezó a pagar por horas.

Con esto se inventó el empleado, que es una pieza de un sistema mecánico de producción: una extensión de las máquinas.

Igual que no permitimos que una persona quiera vivir como una planta (encerrado, respirando y bebiendo) no debemos permitir que existan empleados. Todos debemos ser dueños de nuestro trabajo y vivir, por tanto, de sus frutos, en proporción a su valor.