Salud no es pureza sino orden

Salud no es pureza sino orden

La enfermedad en el mundo clásico, era un desbalance entre los humores del cuerpo (bilis, sangre …). En el mundo oriental era un desequilibrio en el flujo  de las energías vitales (chi).

En la Modernidad, sin embargo, la enfermedad no tiene que ver con balances, sino que es el efecto de un agente patógeno (germen, virus).

Pero resulta que, al presente, la Ciencia está descubriendo  que esos malvados gérmenes son necesarios, en una cierta proporción, para mantener nuestra vida (nutrición, reproducción). No existen venenos, sino dosis venenosas, de cualquier cosa.

Al final tendremos que reconocer que la salud no es una pureza (ausencia de gérmenes), sino, como sospecharon clásicos y orientales, un cierto orden en nuestro cuerpo, que refleja el. orden de la Naturaleza.