Posts

El Triunfo cristiano no es el triunfo de los cristianos

El Triunfo cristiano no es el triunfo de los cristianos

El triunfo del Cristianismo no se dará cuando triunfen los cristianos y tengan el poder (en el Congreso, en los Tribunales). El Triunfo Cristiano se dará cuando, y en la medida en que, se extienda por el mundo el amor a Dios y el amor a los demás.

No esperemos a tener el poder de cambiar leyes y ordenamiento injustos. El poder que necesitamos ya lo tenemos: el de ser mejores nosotros y el de ayudar a quienes nos rodean.

El mal no existe

text2image_P34483_20150824_142837[1]

Una de las afirmaciones más escandalosas del Cristianismo es decir que el mal no tiene entidad.

Existen dos tipos de males:
1) el mal físico: la muerte, la enfermedad, el dolor, y
2) el mal moral: una elección libre desordenada (pecado).

Pero, para el Cristianismo, no existe tal cosa como el mal físico, sino que todo este mal es manifestación de un bien superior: la evolución, la construcción del mundo, donde unas criaturas tienen que dejar paso a otras

Y el mal moral, el pecado, es una manifestación de que existe la parte más hermosa de la creación: el espíritu libre, de hombres y ángeles. El pecado existe para exista la libertad, el auto-dirigirse de algunas criaturas hacia el bien.

Jesus = el hombre es capaz de Dios

El mensaje de Jesús no es una frase, es un hecho: que Dios cabe en un hombre. Esto cambia la concepción clásica de Dios y del hombre. El hombre ahora se sabe capaz de Dios, porque Dios ha sido capaz de ser hombre.

El Cristianismo no es doctrina ni moral

El cristianismo no es una doctrina (un conjunto de verdades), ni si quiera una moral (una forma de vivir configurada por unas normas). El Cristianismo es la aceptación del mensaje de que Dios nos quiere tanto que se ha hecho hombre para llevarnos al Cielo.

Jesucristo ¿superstar?

Jesucristo es un hombre perfecto, pero es un hombre normal (en fuerza, capacidad de sus sentidos, belleza).

El mensaje aquí es impactante: ser perfecto no es sobresalir. Ser perfecto es asumir perfectamente la misión que a cada uno le toca cumplir en esta tierra.

Cuál es el núcleo del mensaje cristiano

Cuál es el núcleo del mensaje cristiano

El núcleo del mensaje cristiano no es un código moral sobre cómo tratar bien a los demás. Es el anuncio de que el Dios de este mundo no quiere, como nosotros imaginábamos, recibir sino dar. Por eso creó al mundo y lo hizo bueno. Y como nosotros pecamos, envió a su hijo como víctima propiciatoria. En dos palabras: nos quiere. Esto es un cambio radical a la imagen de Dios que tenía el mundo Antiguo.
O sea que las buenas noticias (eu angelios, evangelio) que empezaron a proclamar los cristianos por el mundo son: El mundo es bueno porque un Dios bueno lo ha creado para manifestar su bondad. Ese Dios nos quiere a pesar de no cumplir lo que nos corresponde; y esto se ha demostrado al enviar a su hijo a cumplir nuestra parte. Esto se puede traducir como: Dios nos quiere a pesar de nuestros pecados. El mundo, la materia, es buena pues Dios la ha usado para encarnarse. Nosotros estamos llamados a ser como Dios, y para eso, lo que nos corresponde hacer es “dar” o mejor “darnos”. La primera parte de la noticia no hacía …