Posts

Soy sub-humanista

Soy sub-humanista

El humanismo es una admiración por el hombre y sus capacidades, como algo único en el universo. Surgió en el siglo 16 por el deslumbramiebto ante los logros del ingenio humano. Es la fuerza motora del pensamiento occidental moderno desde entonces.

Aunque reconozco la unicidad del hombre, y no pretendo negarla (como hace la postmodernidad) creo que se entiende mejor la realidad viendo al hombre como algo no tan único, sino más proporcionado al resto de la Naturaleza.

Cómo será la superación de la Modernidad

La “crisis moderna” será dejada atrás por una síntesis superadora entre el racionalismo escolástico y el voluntarismo protestante y nominalista.

Esta síntesis no consistirá en “volver” a un racionalismo, en devolver a la razón a su sitio, sino en reconocer el valor -como otra vía de acceso a Dios -de la “racionalidad del corazón”.

Esta “racionalidad del corazón”, no es un sentimentalismo, es la capacidad de conocer la verdad por otros medios adicionales a la razón, como son los sentimientos y la fe (la confianza en lo que otros dicen).

Para esto ha de eliminarse el voluntarismo de pensar que los mandamientos son arbitrarios, porque Dios podría haber mandado cualquier cosa.

¿Y cómo la gente, o al menos los pensadores, van a dejar de pensar así?

Cuando descubran: que la moral está inscrita en la biología, que el Cielo se gana siendo un buen animal (descubriendo la racionalidad del camino a la salvación) que hay una sabiduría no racional en las Tradiciones y en los sentimientos; es decir, descubriendo que hay otras formas de conocer la verdad más allá de la razón. Estos dos pasos van a suponer la unidad del conocimiento , que es el arreglo del quiebre del hombre que implicó la modernidad, el reconocimiento de que a la Verdad se llega por varios caminos complementarios.

Humillar la razón

Si la rotura de la fe y la razón vino por una soberbia de la razón, entonces la curación tendrá que venir por la humildad de reconocer los límites de la misma. La razón debe reconocer que también se accede a la verdad por:

a) lo infra-racional: los sentimientos y la fe humana y  b) lo supra-racional: la fe sobrenatural y el mito y lo mágico.