Posts

Cómo debe ser el salario mínimo

Cómo debe ser el salario mínimo

Por un lado, es un distintivo humano el compromiso en cada comunidad de que ningún miembro de la misma se quede atrás, descolgado. Esto se manifiesta primero con los niños y ancianos, luego con los enfermos y necesitados. Y esto, con independencia de los méritos del ayudado.

Por otro lado, no debe usarse un  “precio artificial” fijado por un ente racional a mucha distancia del lugar de la transacción . Hay que reconocer la superioridad de la inteligencia colectiva del mercado (para el tema de fijar precio).

Uniendo estos dos principios sale una regla medianamente operativa: cada salario debe ser libremente negociado; pero la diferencia entre el salario negociado y el mínimo para supervivencia, la cubre la comunidad (el estado).

¿Por qué la austeridad no funciona para el desarrollo económico?

¿Por qué la austeridad no funciona para el desarrollo económico?

La riqueza se produce cuando transaccionamos, cuando ofrecemos algo en intercambio. La riqueza se pierde cuando no intercambiamos, por miedo al futuro o al otro.

"Declarar" austeridad como política, genera desconfianza en el futuro, ya que se no se espera ni más consumo ni más inversion. Y esta falta de esperanza mata el desarrollo.

La auteridad (tratar de consumir lo mínimo necesario para alcanzar los objetivos) hay que vivirla siempre, pero no hay que decretarla casi nunca.

Crear empleos no implica crear riqueza

Crear empleos no implica crear riqueza

Una plaza no es un trabajo, y crear un empleo no implica crear riqueza.

Una plaza es una definición de tareas a las que se les ha asignado un dinero, típicamente de un presupuesto público. Un empleo es una actividad que mantiene a una persona ocupada a cambio de un sueldo. Ninguno de estos dos conceptos implica una generación de riqueza, y no deben, por tanto, ser objetivo de la política.

Se pueden multiplicar los empleos a base de darles menos herramientas a los trababajadores: en vez de cavar un canal con palas, cavarlo con cucharas, requiriendo muchos más hombres. Pero aunque tenga a más adultos ocupados, se crearía la misma cantidad de riqueza: el valor finalmente tenga el canal para la comunidad.

Con la Revolución Industrial, la actividad económica tomó una forma mecánicista: se inventaron las factorías y empresas: lugares donde se organizaba la actividad de las personas como si fueran una gran máquina, cada persona haciendo una tarea especializada. Aparecieron entonces las plazas, y apareció, así, el desempleo: gente que no conseguía engranarse en estas máquinas humanas.

Desde entonces se empezó a creer que es una obligación de los gobernantes el crear plazas y empleos.

Pero esto ha sido un engaño: lo que debe promover el gobernante es que se cree riqueza en su comunidad. Y esto no se mide por la cantidad de plazas creadas, sino por la cantidad de nuevas necesidades cubiertas por el trabajo de las personas. Y esto, a su vez, se mide, típicamente, por el precio pagado por esos servicios (algo que se debe mejorar).

O sea que el papel de un gobernante debe ser, entre otros, ayudar a que se aumente la productividad de su gente. Y aumentar la productividad no implica necesariamente que se produzca más, sino, también, que se produzca lo mismo con menos esfuerzo.

La tecnología genera desigualdad dulce

La tecnología genera desigualdad dulce


La presente revolución tecnología causa desigualdad de tres formas:
1. La tecnología ha permitido que cada vez uno pueda hacer, por si mismo, cosas que antes necesitaba otros (secretaria, contable, etc) para hacer. Esto aumenta nuestra independencia. Pero la riqueza consiste en que mucha gente dependa de lo que yo tengo o hago. Si todos somos independientes, todos somos más pobres.
2. Paralelamente, la tecnología ha eliminado intermediarios del sistema: las empresas pueden hacer llegar los bienes más directamente al consumidor. Hace falta cada vez menos empresas para producir lo mismo.
3. En tercer lugar, la tecnología crea redes. Y las redes tienen más valor cuanto más gente hay conectada a ellas, cuanto más grandes son (el network effect). Esto favorece la concentración de poder en unas pocas empresas de redes (Amazon, eBay, Google, etc)
Todas estas fuerzas nos llevan a un mundo donde, aunque la mayoría de la gente tiene más riqueza, esta se encuentra dividida entre una masa inmensa de gente rica y una micro-minoría de gente riquísima.

Pobre anciano moderno

Pobre anciano moderno


Por ser la Modernidad una civilización economicista (producir es lo que cuenta) la ancianidad, en esta época, es un estado desgraciado.

No debe existir la política monetaria

No debe existir la política monetaria

Es venenosa la idea de que se puede estimular la economía a base de incrementar artificialmente la cantidad de dinero.

El dinero es simplemente una conversión,  que hace la Sociedad, de los bienes que existen en unas unidades homogéneas, para facilitar el intercambio. Por lo tanto la cantidad de dinero debe moverse siempre en paralelo con la cantidad de bienes.

Si acaso, podríamos llamar política monetaria al trabajo del Estado de asegurarse que haya tanto dinero como bienes. Pero el fin de esta actividad no sería provocar el crecimiebto, sino permitirlo.

Are you forecasting? You are a Marxist

Are you forecasting? You are a Marxist

Karl Marx didn’t repudiate capitalism. He thought it was a good human invention; but was destined to collapse because of the laws of History, and give way to communism.

Marxism is more the belief in a law of History (the progress toward a comunal paradise) than a law of Economics.

As the quintaesential modernism, Marxism only considered ‘mechanical’ laws. But History is the most organic (i.e. non-mechanical) phenomenon: everything is cause and effect of everything else.

This is why predictions are nonsensical. But our survival instinct makes them indispensable.

Los aranceles debieran de ser morales, no monetarios

Los aranceles debieran de ser morales, no monetarios

Toda comunidad debiera favorecer el consumo de productos locales sobre los extranjeros. Pero este favorecimiento no debe ser un impuesto sobre lo que viene de fuera que lo haga más caro. Debe ser una educación de la gente para que, en igualdad de condiciones, prefiera lo local, y aún en una cierta inferioridad, frente a lo foráneo.

De esta forma estamos poniendo el peso de mantener la comunidad sobre quien corresponde: sobre la comunidad. Y, además, un arancel monetario, favorece que los empresarios locales se duerman en la comodidad de la protección.

Let everyone knows what everyone earns
,

Let everyone knows what everyone earns

Let everyone knows what everyone earns

The modern invention of privacy is getting too expensive in the digital age. And there is no natural right to conceal how much money one makes. In addition, publicizing each one wealth is the unbeatable way to ensure each one pays his due taxes: by having all his neighbors watching his returns
Nada debe ser gratis

Nada debe ser gratis

Nada debe ser gratis

Si una comunidad decide ayudar al consumo de un cierto bien, el modo no debe ser ofrecerlo gratis, sino ayudar a las personas a pagar el precio de mercado de ese bien.

De esta forma no se pierde ese pedazo de información tan útil para la vida que es el “precio”: lo que otros están dispuestos a sacrificar por conseguir una cosa. Esto ayudará, entre otras cosas, a que no se consuma más de algo que lo justo.