Posts

,

Cantidad o calidad: ¿cómo crecer?

text2image_D67982_20150810_220613[1]En muchos ámbitos de la vida, el ser humano se plantea el dilema de si debe optar por la cantidad o la calidad.

Es un dilema irresoluble, porque todo crecimiento es dialéctico, es decir, se alcanza buscando cosas incompatibles (amor a mí, versus a los demas; cuidado de lo material versus lo espiritual; cuidar el presente versus el futuro, etc).

La postura adecuada frente a estos dilemas es el zig zag o yin-yang: avanzar un poco en una dirección y (luego) en la otra; buscar la cantidad, hasta que se vea que la proporción de cantidad a calidad se está fuera de armonía.

Empresa =separación de tareas + unión de voluntades

Empresa =separación de tareas + unión de voluntades

El unir las energías de muchos individuos crea energías compuestas (sinergias) más potentes que la suma de las energías individuales.

Este es el sentido de muchas estructuras en la Naturaleza. Y es el sentido de una característica muy humana: las instituciones: separación de tareas y unión de voluntades. Este es el sentido de empresas, mercados y profesiones, el internet y el matrimonio, el Estado y los ejércitos.

¿Viene la verdad de abajo o de arriba?

La verdad de una institución, de un colectivo (empresa, tribu, iglesia) está en conseguir la síntesis, el yin yang, entre:

a) Autoridad o Jerarquía (desde arriba) y  b) Carisma o Espontaneidad (desde abajo)

La función más importante de los jefes es unificar, unir los espíritus de su gente:;
a) unir inteligencias recopilando y pasando información; y
b) unir voluntades señalando metas comunes.