Tolerancia

Ideas de “Sobre la Tolerancia”.
La tolerancia se presenta frecuentemente como un remedio supremo contra los conflictos que ponen en peligro la convivencia humana a diversos niveles: en la familia, en las relaciones sociales entre las personas o con el Estado. No todos tienen, sin embargo, la misma idea sobre lo que es la tolerancia y cómo de debe aplicar.
• Es fácil que haya gente que identifique la tolerancia con un relativismo moral: cualquier opinión y cualquier comportamiento tiene igual valor. Para estas personas no existirían valores absolutos que deban ser tomados como rectores de la conviviencia.

• Tolerar es no impedir un mal o un error, pudiendo hacerlo, para evitar un daño más grave.
• Hay situaciones en las que tolerar un mal es lícito y otras en las que no lo es.
• Para que la tolerancia funcione, tiene que estar fundada en el amor a la verdad y el amor a las personas. No puede ser fruto del indiferentismo: cualquier cosa sirve.
• Hay que tener cuidado, sin embargo, porque a veces, con a excusa de la “defensa de la verdad” se ha querido justificar la intolerancia y las ofensas a la libertad. Frecuentemente en la Historia se ha considerado que todo lo que se oponía a la unidad cultural y religiosa constituía una amenaza parala convivnecia pacífica y que por lo tanto debía ser reprimido como un mal, incluso con violencia.
• Para superar esta mentalidad la solución no está en negar la verdad religiosa o en arriconarla en el ámbito de las opiniones privadas. Hay quienes piensan que solo el relativismo y el agnosticismo son las filosofías que pueden protejer la democracia.
• Pero es al contrario, si no existe una verdad última la cuál guía la acción política, entonces las convicciones humanas pueden ser fácilmente manipuladas para fines de conseguir el poder.
• Para entender bien la tolerancia hay que distinguirla del respeto a la variedad de opiniones en lo que es opinable. Tolerancia es permitir algo malo. Pero el que haya variedad de opiniones no es malo.
• La tolerenancia no puede ser la base de la convivencia, porque la tolerancia es aceptar algo malo por evitar otra cosa peor. Pero la convivencia no es vivir uno al lado de otros como extraños. La convivencia exige diálogo y comprensión.

Ideas de Fernando Cuervo “Principios Morales de Uso mas Frecuente”; Rialp, 1994
• Fanatismo es no admitir más ideas que las de uno en un asunto opinable.
• La tolerancia presupone la idea de licitud e ilicitud, que a su vez remite necesariamente a las nociones mas radicales de bien y mal. Por lo tanto, tolernacia no es un asunto de simple conveniencia politica, sino una cuestion estrictamente moral.
• Hay una idea equivocada de tolerancia que otorga la misma dignidad al error, la opinion y la verdad. A esto a veces se le llama tolerancia dogmatica.
• No tiene sentido pedir tolerancia para lago que es opinable o indiferente. Lo opinable debe ser repetado, no simplemente tolerado.
• La tolerancia es si misma no es ni buena ni mala. A veces tolerar el mal es complicidad y a veces es un deber. Hay que examinar la cuestion en detalle.
• A lo largo de los siglos se has dado desviaciones del concepto correcto de tolernacia: identificando la tolerancia con la debilidad y la intolerancia con la fortaleza; tolerancia = respeto a la libertad e intolerancia = fanatismo; tolerancia = democracia e intolerancia = fascismo. Qizas actualmente el error mas extendido es identificad intolerancia = fanatismo, sobre todo en materias religiosas o morales.
• Es muy importante distinguir entre dos conceptos que se parecen pero que uno es bueno y otro malo: tolerancia y relativismo. En la sociedad actual hay una tendencia a confundir estos conceptos y a tragar lo malo bajo capa de bueno.
• Relativismo moral es considerar que los valores morales son cambiantes de acuerdo a las circustancias del momento. Antes se pensaba que una mujer no debía dedicarse a guiar camiones y hoy no se piensa así.
• Si uno encuentra que hay un error que se encuentre extendido entre la gente esto se debe a que tiene parte de verdad y por eso atrae a alguna personas. En este caso, es cierto que hay valores que son relativos a las épocas y circustancias: en el Tibet sacar la lengua es un forma de saludad y aqui es un forma de burlarse. Hace años no se veía bien que una mujer usara pantalones y ahora se ve mal si no los usa. Es cierto que hay valores que son cambiantes y relativos a las circustancias, pero estos no son los valores morales funadamentales, sino los otros valores de menor categoría, como los valores sociales, de urbanidad y los valores de presentación: las modas de vestir. Pero los valores morales fundamentales: no matar, no mentir, no robar, no adulterar, son permanentes, los han aceptado como valores los hombres de todas las épocas y culturas (aceptarlos como valor no significa vivirlos: siempre habrá un diferencia entra la virtud que se quiere y la que se vive, pero aqui estamos hablando solo de valores, de lo que se quiere vivir). El relativiso niega esta verdad: dice que tambien los valores fundamentales pueden cambiar. De hecho, pueden ser distintos para una persona que para otra. Para decidir si se debe permitir el divorcio, para los relatitivstas lo importante es qué quiera la mayoría. Al relativismo no le importa qué es lo que le puede hacer al hombre y a la sociedad mejores. No le importa porque no cree que exista tal cosa como un bien objetivo. Si dentro de unos años se concluye que divorciarse hace demasiado daño alos hijos y a la economia, pues entonces que se prohiba el divorcio.
• Todos nosotros posiblemente estemos contaminados en distinto grado de relativismo, porque son los valores típicos de occidente en estos 3 últimos siglos.
• Como el relativismo lleva al permisivismo moral (todo vale, si es lo que tú sinceramente piensas), esto a llevado a una degradación moral, a un relajamiento de las costumbres, que hace que abunden las conductas “malas”: drogas, robos, pornografia.
• En todas las epocas ha habido conductas desviadas, lo caracteristico de nuestra epoca es la “tranquilidad de conciencia” de quiens las hacen, el no tener conciencia de estar haciendo algo malo. Esto es lo que se llama “perdida del sentido del pecado”.
• Para los relativistas esta perdida del sentido del pecado puede parecer que es un gran avance para la humanidad: una liberacion de tabues, y represiones e imposiciones sociales. Pero los efectos negativos es esto son ya evidentes:
• Algunas de estas conductas desviadas resultan ser un negocio rentable, en especial las drogas y la pornografia. Esto ha hecho que estas conductas entren dentro del torrente comercial y que como consecuencia sean estas conductas lazandas con impetu sobre todas las personas y todos los hogares sin distincion. Lo caracteristico de nuestra civilizacion no es que haya mas comportamientos inmorales que en otras, sino su extension atraves de los canales comerciales.
• Esta comercializacion de algunas conductas inmorales hace que nuestra civilizacion se vea desde fuera, desde el Islam desde China, como escandalosamente corrompida. En otras civilizaciones puede haber otras conductas inmorales muy arraigadas como la corrupcion gubernamental, pero al no estar comercializadas no son tan escandalosas como los vicios de Occidente. Esto es una de las razones para que se estén creando fundamentalismos que consideran al Occidente como algo dañino para la humanidad. Por ahora esto no es muy problematico porque occidente es mas fuerte y mas exitoso que los demas. Pero esto va creando brechas en el mundo que son muy peligrosas.
• El relativismo lleva dentro de sí una semilla de autodestrucción. Y es la característica de que no admite limites. Es decir, desde dentro del relativismo no se puede pretender poner limite alguno a la moralidad: no se puede decir: que la pornografía se limite solo a sexo heterosexual, que no se exhiba nigún contenido antinatural; no se puede pretender que la gente use solo drogas blandas, no duras; sí al aborto pero no a la eutanasia; que la pornografía no alcance a los niños ni como pacientes (que no la vean) ni como agentes (que no la protagonicen). Aunque dentro del relativismo haya mucha gente interesada en poner estos y otros límites, lo cierto es que no se puede. Y esto no solo porque el pecado debilite la voluntad, que esto pasa con cualquier corrupción moral, sino porque la misma lógica del relativismo hace que los límites morales no hagan sentido. Un relativista no puede, si es coherente, levantar ningún argumento en contra de que no se legalice la eutanasia una vez que se apoye el aborto. Una vez que cada hombre tenga que definir autónomamente sus reglas morales, sin tener que hacer referencia a unas normas objetivas, si unas personas deciden que las ventajas de la eutanasia son mayores que sus desventajas, esto se convierte en sus valores morales y si hay más gente a favor de estas ideas que en contra, estas nuevos valores se harán ley. Pero ¿porque va a tener que aparecer más gente que vaya queriendo que se permita la eutanasia? Porque simpre la tendencia va a ser a quitar restricciones más que a imponerlas. Por lo tanto el resultado va a ser una degradación moral creciente.
• ¿Porque la civilización occidental no tiene recursos no tiene forma de impedir que se detenga el consumo de drogas? Una vez que se ha aceptado el principio de que lo que me produce palcer es bueno, no hay fuerza moral en el relativismo para decir: “Bueno pero si el placer lo consigues químicamente, con drogas, pues entonces es malo”. Los únicos argumentos que un muchacho puede esgrimir contra las drogas son argumentos de conveniencia: no me conviene usarlas porque podría ir preso, o meterme en problemas con mis padres, o me va a salir muy caro. Pero los argumentos de conveniencia son muy endebles porque se basan en la proporción: los problemas que se pueden seguir de usar drogas son mayores que los beneficios. Y las proporciones se rompen cuando hay cualquier circustancia especial: estoy muy deprimido, todo el mundo en esta fiesta lo está haciendo, no quiero pensar más en ese problema. Y una vez que se caiga una vez, la ecuación de costo beneficio se carga todavía más hacia volver a hacerlo, porque los costos se hacen mas pequeños (se ha roto ya la inercia del principio que lleva a no hacer cosas nuevas o) y los beneficios más grandes (empieza a actuar el acostumbramiento, lo que se llama el vicio). Puesto de una forma simple: unos padres que le están transmitiendo a sus hijos que todo lo que reporta beneficios es bueno (que esa es la moral que muchos de nosotros vivimos, quizás sin saberlo) no pueden impedir que su hijo entre en la droga, porque moralmente no tienen un argumento coherente para eso y a la larga lo incoherente se cae.

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.